Interior de las instalaciones de Casa Mediterráneo
Interior de las instalaciones de Casa Mediterráneo EUROPA PRESS

Entre esos riesgos, pone como ejemplo que la "única firma autorizada" fue, en ese bienio, la de la directora general de la entidad y ha señalado que dos altos cargos continuaron teniendo firma autorizada en las cuentas bancarias "durante varios meses después de su cese. No obstante, ha matizado que "la mayoría" de esas "debilidades de control" ya han sido "solventadas".

Además, se habla de "errores" en el inventario de material y en el de existencias, que no comprometen "la suficiencia de ambos" para "identificar y controlar los activos respectivos".

El Tribunal de Cuentas atribuye en las conclusiones del informe, fechado el pasado 25 de enero, esa falta de control interno "definido y formalizado" a la "escasa plantilla" con la que cuenta el organismo y que el control recae sobre la Dirección y la Secretaría General, el consejo Rector y la Intervención Territorial.

Así, en el informe, consultado por Europa Press, señala que la directora general fue nombrada en marzo de 2012, pero el contrato de alta dirección se rubricó en noviembre, por lo que "dicha persona estuvo percibiendo retribuciones y gestionando los fondos públicos del Consorcio sin respaldo contractual durante más de seis meses en 2012".

El Tribunal resalta, además, que la directora general pasaba gastos en concepto de kilometraje "por desplazamientos periódicos a Toledo" en vehículo particular con la "única" documentación de la agenda de la directora, que "no justifica la finalidad y detalle de los viajes".

Igualmente, se habla de "deficiencias en las facturas, con insuficiencia de su conformidad; omisión en las facturas de restaurante de la necesaria indicación de los comensales, del motivo y de la necesidad del gasto".

Asimismo, se plantea la existencia de una "indebida formalización" de convenios con músicos y director artístico para los conciertos celebrados, por cuanto "tienen realmente naturaleza de contratos de servicios".

En cuanto a la delegación del Consejo Rector en la directora general para gastos "es manifiestamente erróneo" porque se refiere a gastos de más de medio millón de euros, "cuando la totalidad de los gastos son inferiores a esa cuantía".

PATRIMONIO DE LA CASA

Sobre la situación financiera del Consorcio, el Tribunal de Cuentas subraya que no expresa "la imagen fiel del patrimonio de la entidad", ni "de su situación financiera, del resultado económico patrimonial y de la ejecución del presupuesto, de acuerdo con el marco de información financiera aplicable".

Al respecto, advierte de que se contabiliza de forma "incorrecta" en el balance el contrato con ADIF para el uso de la antigua estación de Benalúa, donde tiene su sede. Además, señala que existe una "omisión" en el balance "de las deudas de las administraciones consorciadas por aportaciones comprometidas no ingresadas".

Y agrega el Tribunal de Cuentas que presenta una "incorrección" de las Cuentas de Resultados de los ejercicios fiscalizados "por laomisión de gastos e ingresos imputados directamente a la cuenta 120 'Resultados de ejercicios anteriores' y otras incidencias". Y, por último, sobre "saldos incorrectos en Balance de las cuentas 120 'Resultados de ejercicios anteriores' y 129 'Resultados del ejercicio'".

ACTIVIDADES DUDOSAS Y PLAZO FIJO

El Tribunal de Cuentas afirma además, que el Consejo Rector "no ha aprobado el programa anual de actividades previsto en los estatutos", y que se ha limitado a "ser informado de forma puntual".

Asimismo, expone que del análisis de las actividades desarrolladas, "se deduce" una "manifiesta insuficiencia, incluso aceptando todas las que muy dudosamente pueden calificarse como tales y sin considerar la escasa entidad de muchas de ellas". Y todo, "teniendo en cuenta además la disponibilidad de elevados recursos financieros".

En ese sentido, se subraya los "elevados saldos" de los ejercicios fiscalizados producto del "exceso" de aportaciones estatal y autonómica y en relación a los gastos que han sufrido "ajustes importantes", lo que ha llevó a Casa Mediterráneo a invertir en depósitos a plazo fijo, una circunstancia que el Tribunal de Cuentas estima "adecuadamente" aunque "sin perjuicio de la falta de justificación de la necesidad o conveniencia de disponer de saldos de Tesorería tan elevados".

PRESUPUESTOS

El Tribunal de Cuentas precisa, además, que los presupuestos de capital y explotación de Casa Mediterráneo se intregaron en los Presupuestos Generales del Estado de 2014 y 2015, sin que haya constancia de que se hayan aprobado por el Consejo Rector, incumpliendo con las competencias estatutaria.

Asimismo, indica que desde 2011 solo aportaron sus provisiones el Estado y la Generalitat, pero ninguno de los ayuntamientos que formaban el Consorcio, Alicante, Benidorm y Xàbia -esta última hasta 2013-. "De lo anterior se deduce un manifiesto incumplimiento del modelo de financiación establecido en el convenio de creación del Consorcio", recalca.

En cuanto a la plantilla, expone que ha supuesto el 60% del gasto en 2014 y el 54 por ciento en 2015; a pesar de lo cual, afirma que "dichas cifras, sin embargo, no son correctas, dado que omiten indebidamente importantes gastos de personal imputados directamente a la cuenta 120 'Resultados de ejercicios anteriores'".

Además, en 2015, las retribuciones superaron en 16.978 euros el límite permitido por el Ministerio de Administraciones Públicas (MINHAP), "las causas de dicho exceso son, por un lado, las retribuciones de un trabajador laboral fijo no contemplado en la masa salarial autorizada y, por otro lado, el prorrateo acordado por el Consorcio para acomodar las 15 pagas vigentes hasta 2014 a las 14 pagas establecidas a partir de 2015". Mientras que en 2014 se realizó "indebidamente" un primer pago de la recuperación parcial de la paga extra de 2012.

RECOMENDACIONES

Finalmente, el Tribunal de Cuentas recomienda a las administraciones establecer "con claridad y se cumplan" los compromisos en materia de financiación y que se fije una programación "eficaz y adecuada" de actividades sobre los medios personales y materiales; que se subsanen las deficiencia contables y que se tenga una actitud "más diligente" con la situación de la mujer en el ámbito de los países del Mediterráneo.

Consulta aquí más noticias de Alicante.