El consejero de Hacienda y Administración Pública, Fernando Gimeno.
El consejero de Hacienda y Administración Pública, Fernando Gimeno. EUROPA PRESS

"Tan importante como decidir una inversión es cómo se va a pagar después", ha dicho Gimeno, quien ha destacado que los bonos verdes atienden a criterios sociales y ambientales. "En épocas de crisis se prioriza lo que no hay más remedio que gastar y son las inversiones las que lo pagan", ha señalado el consejero.

También ha informado de que la ejecución de los gastos de inversión, en los Capítulos VI y VII, hasta diciembre de 2017 se sitúa en torno al 80 por ciento de lo presupuestado, una cifra "muy alta, mucho mejor que la del año anterior". La ejecución del gasto no financiero se sitúa en el 97 por ciento, más que en 2016, ha continuado Gimeno, quien ha resaltado que "hemos mejorado de una forma muy importante" desde 2014, cuando alcanzó el 94 por ciento.

El titular de Hacienda ha afirmado que la inversión debe ser sostenible social, ambiental y financieramente, lamentando que "de eso se habla muy poco"; ha avanzado que se realizarán más inversiones y con el criterio de sostenibilidad.

LEGISLATURA PERDIDA

Por su parte, Antonio Suárez ha defendido las inversiones en infraestructuras y equipamientos para consolidar los servicios públicos. A su juicio "han perdido la legislatura en materia de inversiones".

Ha apostado por incrementar las inversiones y bajar el gasto corriente, en alusión expresa a los "colchones" del Capítulo II, que se han multiplicado por 10. Se trata de "intentar que esta legislatura no sea baldía en este asunto".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.