Gala Pin, concejal de Ciutat Vella del Ayuntamiento de Barcelona
Gala Pin, concejal de Ciutat Vella, explicó el caso. EUROPA PRESS

La empresa de desalojos extrajudiciales Desokupa ha informado este viernes en un comunicado de que un Juzgado de Instrucción de Barcelona les ha notificado su absolución después de que una familia del barrio barcelonés del Raval les llevara a los tribunales acusándoles de haber provocado un aborto a la mujer, embarazada de tres meses, al tratar de que abandonaran su piso del número 13 de la calle Riereta. El juicio se celebró el pasado 30 de enero.

La concejal de Ciutat Vella, Gala Pin, declaró el martes que el Ayuntamiento pediría reabrir el caso en función de la sentencia, ante el episodio "más grave" del que ha tenido conocimiento relacionado con esta compañía, ocurrido en octubre. Y es que señaló que el gobierno municipal sospecha que el juicio se celebró en una "situación de indefensión" y sin testigos.

Pin explicó que Desokupa acosaba reiteradamente a la familia para que dejara el piso, y que en una ocasión cortaron la luz y empujaron a la mujer, a la que encontró su marido en un charco de sangre y junto a su hijo de 19 meses. "Es un caso que traspasa todas las líneas rojas", dijo.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.