Visita de Ana Pontón al Centro Sarela Daño Cerebral.
Visita de Ana Pontón al Centro Sarela Daño Cerebral. EUROPA PRESS

La portavoz del BNG, Ana Pontón, se compromete a trasladar al Parlamento de Galicia "la sensibilidad" de la problemática del daño cerebral adquirido y plantear la "necesidad de un mayor apoyo" sanitario, psicológico y de "reinserción social" por parte de la Administración para los más de 35.000 gallegos que padecen esta dolencia en la actualidad, cifra que asciende 7.000 casos más cada año.

Durante una visita realizada este viernes a las instalaciones del centro Sarela, Asociación de Dano Cerebral de Compostela, Ana Pontón ha dado estas cifras y ha explicado que existe un problema de "sensibilización social", porque las administraciones públicas "no atienden de manera integral" los problemas que se derivan del daño cerebral adquirido, que "requieren de una atención específica".

Al mismo tiempo, ha reclamado la "necesidad" de "plantear una estrategia gallega de atención al daño cerebral adquirido" que responda a una "concepción integral" y que permita que las personas que lo padecen "tengan una atención también integral" por parte de todas las administraciones.

Por ello, ha mostrado su agradecimiento hacia las instituciones que en la actualidad "ayudan a estas personas tras haber sufrido un accidente de tráfico", en la mayor parte de los casos, porque el daño cerebral adquirido "acaba generando una discapacidad", y existen "muchos problemas" en la atención a la discapacidad.

En este sentido, la portavoz del Bloque se ha referido a las "largas listas de espera" y al gran número de "personas que necesitan ayuda a la dependencia" y que "no ven cubiertos los derechos que se les reconocen en la ley".

Además, Pontón ha denunciado que el Estado "debe a la Xunta 150 millones de euros" y que "es necesario que el Gobierno gallego reclame" esa cantidad, ya que se trata de "recursos que se necesitan para atender a los enfermos dependientes".

CENTROS DE AYUDA AL DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO

En su visita, la portavoz del BNG ha explicado que en las instalaciones de centros como Sarela se "presta apoyo psicológico, terapéutico" y, sobre todo, de "sensibilización social" sobre el propio problema y también sobre sus consecuencias "derivadas e invisibles", que son aquellas que "no se aprecian a simple vista", pero que están detrás del daño cerebral superficial.

Junto a ella, la vicepresidenta de Sarela, Concha Otero, ha solicitado "a todos los políticos" y a la "ciudadanía" en general, así como a los medios de comunicación, que se "dé a conocer" esta dolencia para lograr una mayor "sensibilización".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.