Fibrocemento
Fibrocemento AYUNTAMIENTO DE PALMA

Según ha explicado en un comunicado el Ayuntamiento de Palma este viernes, el amianto es un residuo peligroso y prohibido desde 2001, que puede causar problemas respiratorios si no es manipula adecuadamente.

Concretamente en 2017 se retiraron 28 toneladas de amianto tiradas en el pasaje de sa Indioteria, cerca de la Granja-Escola Jovent, en la calle Josep Antoni de Cabanyes, del Polígono de Can Valero, y en la calle Establidors del Carnatge.

En cuanto a estas primeras semanas de 2018 se han retirado 14 toneladas de fibrocemento en la calle Mar Jònica, en las Meravelles, en el camí de Son Reus y en otra limpieza realizada a es Carnatge.

Los controladores medioambientales de Emaya realizan inspecciones para localizar estos vertidos que personas o empresas realizan de forma ilegal en la vía pública.

Estas actuaciones "irresponsables" están consideradas infracciones graves según el Ordenanza municipal de residuos y limpieza, y pueden suponer multas entre 1.500 y 3.000 euros.

Desde la empresa pública han recordado que si se tienen que deshacer de algún producto fabricado con fibrocemento tienen que contactar con un gestor autorizado para el tratamiento y recogida de este residuos.