Fue de los menos madrugadores que se recuerdan, pero a más de un carballés le compensó la espera. El gordo de la lotería de Navidad, el 6.381, dejó más de 45 millones de euros en el municipio, la mayoría de ellos muy repartidos entre los clientes de un bar (el Arco Iris), que se convirtió desde primera hora del día en el cuartel general de los afortunados.

Aunque si hay que señalar a alguien en Carballo como “responsable” del pellizco es a Elvira Corredoira y a su administración de lotería de la calle Estrella, la número 3 del ayuntamiento, un negocio con más de 60 años de historia. De allí salieron 15 series del número, la mayoría con destino al Arco Iris, en donde el premio quedó muy repartido.

Setenta décimos

“ Hemos vendido más de 70 décimos entre clientes habituales”, explica José Román Fernández, dueño del establecimiento. Él se quedó con uno de ellos, un número que vende desde hace más de 14 años. ¿El motivo? Muy gallego. No se sabe muy bien por qué, confiesa el afortunado, aunque ayer más de un habitual del bar estará encantado de que el hostelero haga cosas sin pensar.

Es el caso de Máximo Varela, que tiene un décimo premiado. Pero que, de momento, no se le ha subido a la cabeza: “Hay que seguir trabajando, trabajar y trabajar”, repetía ayer insistentemente. En mitad de la lluvia de champán, los puros y los gritos, la clientela del bar se acordó del “ángel de la guarda que nos saca de pobres”, como ayer llegó a baturizarse a Corredoira en el Arco Iris.

Mientras, ella seguía pensando en que el gordo no tenía un número que animase al jugador. “Desde luego, es totalmente cierto lo de que no hay números ni feos ni bonitos”, afirmaba la lotera, que no dejó de temblar de la emoción hasta bastante tiempo después de que los niños de San Ildefonso cantaran la cifra.

Suerte en la comarca

Y mientras, A Coruña se quedaba con el consuelo de las 40 series con el número posterior al gordo que repartió para el sorteo (2.000 euros por décimo), que se extendió a la comarca: Oleiros y Oza dos Ríos repartieron dos quintos premios. Y un poco más lejos, y más cerca del gordo, Santiago se llevó más de tres millones de euro de gordo.