Adrián Martín
El disco de Adrián Martín "Lleno de vida" estuvo nominado a los Grammy Latino. EFE

Adrián Martín, el niño de 13 años convertido en un fenómeno musical con su disco Lleno de vida (que estuvo nominado a los Grammy Latino), ha recibido el alta hospitalaria y seguirá en casa la recuperación de las tres operaciones a las que ha sido sometido a causa de su hidrocefalia. La decisión de los médicos del Hospital Materno Infantil de Málaga de darle el alta tras más de dos semanas y media de ingreso se ha producido después de que el pasado martes le retirasen los sueros y haya evolucionado favorablemente de su última operación.

El pequeño, natural de Vélez-Málaga (Málaga), fue intervenido el pasado 31 de enero para sustituir por un dispositivo más moderno las dos válvulas que tenía en la cabeza y que ayudan a drenar parte del líquido que se acumula en su cerebro a consecuencia de su enfermedad. Anteriormente, el niño había ingresado de urgencia tras empezar a sentirse mal, con fuertes dolores de cabeza y vómitos, y tuvo que ser operado en dos ocasiones por problemas en sus válvulas, que llevaba desde hacía siete años.

La familia de Adrián ha agradecido en un comunicado las muestras de cariño y apoyo que han recibido durante estos días de estancia en el hospital. "A partir de ahora, nuestra prioridad es centrarnos en Adrián, en que recupere poco a poco la normalidad, su día y día, y sobre todo, que vuelva a disfrutar de lo que más ilusión le hace en este mundo, su contacto con la música", señala el comunicado.

Algunos de los artistas que han mandado mensajes de ánimo al niño han sido el también malagueño Antonio Banderas o las cantantes Natalia Jiménez y Rosario. El joven cantante tiene muchos seguidores en América, y medios de comunicación de Estados Unidos, México, Chile o Argentina se han puesto en contacto con la familia para interesarse por su salud.

El éxito de este niño proviene de un vídeo doméstico subido a la plataforma Youtube en el que ensayaba junto a su hermana Sonia la canción de Rosario Qué bonito para participar en el casting de un programa televisivo. El vídeo tuvo en pocas horas casi dos millones de visualizaciones y posteriormente fue compartido por artistas de todo el mundo, convirtiéndose en lanzadera de Adrián hacia el éxito.

El pequeño ha participado en programas televisivos, ha actuado ante millones de personas en festivales benéficos en México o Chile y en abril de 2016 vio cumplido su sueño de lanzar un disco. Según su familia, la música ha sido siempre la pasión y el motor de Adrián, en la que vuelca su pasión y sus ganas de vivir, y que le sirve de bálsamo ante las situaciones de dolor.