La modelo Kate Upton ha relatado a Time sus experiencias traumáticas con el diseñador de Guess Paul Marciano a quien acusa de acoso sexual.

Durante la entrevista con la revista, Upton detalla una reunión con Marciano, después del primer día de rodaje para la campaña de la colección de lencería de Guess. Se trataba de 2010 y era el primer trabajo como modelo de Upton.

"Tan pronto como entré, Marciano vino directamente hacia mí. Fue en ese momento cuando agarró mis pechos por la fuerza y comenzó a sobarlos, jugando con ellos. Después de empujarle, me dijo: "Me estoy asegurando de que son reales", explica la modelo.

Antarctica flashbacks during this cold winter! ❄️ #tbt

Una publicación compartida de Kate Upton (@kateupton) elEne 18, 2018 at 11:18 PST

A pesar de que Upton asegura que hizo todo lo que pudo para evitar contacto durante la reunión, Marciano sigo tocándola de manera "agresiva". "Agarraba mis muslos, mis brazos y mis hombros, tirando de mí hacia él, mientras me olía". 

En la habitación también estaba presente el fotógrafo Yu Tsai, quien corrobora la versión de Upton, pero esto no detuvo a Marciano. En un momento dado, "agarró por la fuerza la parte posterior de mi cabeza para que no pudiera moverme y comenzó a besarme la cara y el cuello".

Thank you @time and @edockterman for letting me tell my story #MeToo #TimesUp

Una publicación compartida de Kate Upton (@kateupton) elFeb 7, 2018 at 3:24 PST

La modelo, que por aquel entonces tenía 18 años, estaba muy asustada con lo que sucedía. "Recuerdo que pensé en gritarle 'quítate de encima', pero no quería abrir la boca para que no pudiese meterme la lengua dentro". Así que ante aquella situación la modelo pensó que tenía dos opciones: "hacer todo lo posible para alejarme y evitar que me persiguiese, o golpear al CEO de Guess. Así que decidí simplemente alejarme".

Entonces, Marciano insistió en acompañarla a la modelo a la habitación de su hotel. "Inmediatamente le dije que no. Si era capaz de tocarme así en público, no quería ni imaginar lo que trataría de hacerme en privado". Afortunadamente, para la modelo Yu Tsai intervino.

"Saca a esa cerda gorda de aquí"

Sin embargo, el acoso del diseñador hacia la modelo no terminó con ese incidente, según relata Upton. La siguiente sesión de Guess en la que trabajó fue aproximadamente un mes después. Tan pronto como Upton subíó a la habitación del hotel, Marciano comenzó a llamarla con la disculpa de subir para ver "cómo era su habitación".

"Cortésmente le rechacé varias veces, pero él siguió insistiendo y diciéndome que ya estaba en el lobby del hotel", relata Upton. En la versión de Upton, el diseñador de Guess llamó a su habitación desde el vestíbulo del hotel. Después de varias negativas, Upton apagó su móvil. "Cerré la puerta e intenté dormir un poco. Estaba aterrada: Todo lo que podía pensar era que si él podía entrar a mi habitación, no sería bueno".

Al día siguiente, Upton se enteró de que había sido despedida de la sesión de fotos. "Alguien había llamado a mi agencia diciendo que había engordado y que ya no sería necesaria", recuerda.

Upton también acusa al magnate de la moda de trato vejatorio ya que le decía que era "repugnante" y una vez le pidió salir del estudio al grito de "saca a esa cerda gorda de aquí".

Todo aquello hizo que la modelo se sintiera avergonzada de su cuerpo. "Constantemente me culpaba a mí misma de lo sucedido", dice. E incluso comenzó a encorvar sus hombros para ocultar el tamaño de su pecho, a vestir con ropa más ancha y a despreciar su físico.

Por su parte, el diseñador ha respondido a las acusaciones de la modelo calificándolas de "absolutamente falsas" y "absurdas".