Estados Unidos
El senador republicano Rand Paul (c), con los también republicanos Thomas Massie (dcha) y Justin Amash (izq), durante las negociaciones presupuestarias en el Capitolio de los EE UU. Jim Lo Scalzo / EFE

El Senado de Estados Unidos ha aprobado en la madrugada de este viernes un proyecto presupuestario para los próximos dos años que, a falta del visto bueno de la Cámara baja, permitiría la reapertura del Gobierno, en cierre parcial administrativo.

La propuesta aprobada pasa ahora a la Cámara de Representantes, que también tiene previsto darle el visto bueno para permitir una rápida reapertura de la Administración y limitar así las consecuencias del cierre.

EE UU incurrió esta medianoche en su segundo cierre parcial administrativo en menos de tres semanas después de que el senador republicano Rand Paul bloquease la votación de un acuerdo presupuestario para los próximos dos años.

Paul, un libertario, bloqueó el voto en protesta por el aumento del gasto y del endeudamiento que prevén los presupuestos pactados por republicanos y demócratas con el aval de la Casa Blanca.

Este bloqueo estaba sustentado en tecnicismos y no en una mayoría legislativa, por lo que se preveía que el cierre durase poco.

En la tarde del jueves, la Casa Blanca urgió a todas las agencias públicas a que alistasen los planes de contingencia ante la falta de fondos y que informasen a sus trabajadores del impacto de un eventual cierre.

Se trata del segundo cierre administrativo que enfrenta Donald Trump en poco más de un año de mandato después del ocurrido el 20 de enero, que coincidió con su primer aniversario en el poder y que duró tres días.