En declaraciones a Europa Press, Oliver señala que es "un episodio terrible y terrorífico" que la víctima sea un niño de nueve años y los agresores varios menores de entre 12 y 14 años, y asegura que "nos podemos plantear muchas cosas", porque además de "lo terrible que es para la víctima, hay que ver también cómo se pueden cometer estos actos que se escapan un poco de lo que debe ser la inocencia y la ternura de un niño".

"No sé qué circunstancias hay detrás de todo esto", se pregunta el presidente de Prodeni, al tiempo que manifiesta que "habrá que analizar las familias en las que viven estos niños y también en qué condiciones se están educando estos agresores", porque, insiste, "es un episodio de una gravedad terrible". En este sentido, asegura que "siempre detrás de un niño que hace algo mal entendemos que el tema familiar de esos niños puede estar fallando".

Además, Oliver ha apuntado que todos aquellos que trabajan en el mundo de la infancia "tenemos que ver cómo podemos trabajar para evitar este tipo de cosas", porque lo ocurrido en Jaén "es un episodio que repugna" respecto "a lo que todos estamos esperando de unos niños". Y resalta que además esto hecho se ha producido en un colegio "donde se supone que hay una serie de controles", por lo que insiste en que "aquí están fallando demasiadas cosas".

Consulta aquí más noticias de Jaén.