El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha admitido este jueves que le "preocupa" la huelga indefinida de la justicia en Galicia, pero también ha remarcado que fueron los sindicatos los que se "levantaron" de la mesa de negociación, al tiempo que les ha trasladado que la oferta económica planteada por la Administración sigue "sobre la mesa".

Tras el Consello de la Xunta, el jefe del Ejecutivo se ha reafirmado en que la subida salarial que pide el comité de huelga, "de entre un 12 y un 16 por ciento" -unos 3.000 euros al año por funcionario-, es "inasumible" y ha reivindicado la propuesta de la Administración que situaría las retribuciones de los empleados públicos del sector judicial en Galicia "hacia arriba" en la tabla de comunidades.

Con dicha "tabla" en un documento impreso que ha mostrado a los medios, Feijóo ha insistido en que la propuesta económica de la Xunta sitúa al colectivo judicial de la comunidad con unas retribuciones "por encima" de la media.

En concreto, la Xunta plantea, a través del complemento autonómico transitorio, un incremento de 75 euros al mes (900 euros al año) para los gestores; 62 euros al mes (744 al año) para los tramitadores; y 55 euros al mes (660 al año) para los auxilios. El incremento, que tendría efectos a partir del 1 de enero de 2019, se aplicaría en tres anualidades.

Además, la propuesta recoge que este aumento en el complemento es compatible con mantener el concepto retributivo de 'IPC gallego', que ya perciben los funcionarios por trabajar en la administración autonómica gallega y que supone en torno a 9 euros al mes para los gestores; 8 euros al mes para los tramitadores; y 7 euros al mes para el cuerpo de auxilios.

A los sindicatos no les satisface la propuesta económica, ni tampoco el hecho de que se posponga el arranque de su aplicación hasta el 1 de enero de 2019. Además, inciden en que el hecho de que se realice en tres anualidades supondría que no cobrarían el total comprometido hasta 2021.

"NO HAY GUERRA DE CIFRAS, HAY CIFRAS"

Coincidiendo con la primera jornada de huelga indefinida, este miércoles, el director xeral de Xustiza, Juan José Martín, apuntó que, aunque "por prudencia se plantean tres anualidades", habría la posibilidad, en función del "marco legal vigente", de que la subida se pudiese "concentrar en dos".

Eso sí, el Gobierno gallego dice que la aplicación en 2018 de un incremento podría contravenir la normativa básica (la Ley de los Presupuestos Generales del estado) y no se puede formalizar. El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha incidido en ello y en que los sindicatos fueron informados por lealtad, ya que, por ejemplo, la subida retributiva en la Comunidad de Madrid ha sido recurrida.

Pero en lo que respecta a la parte exclusivamente económica, Feijóo ha detallado que el planteamiento de la Xunta situaría a los funcionarios de la justicia en la comunidad con retribuciones "por encima de la media" de varias comunidades en los tres cuerpos -gestión, tramitación y auxilio-, además de Ceuta y melilla.

"Decir que queremos poner a Galicia a la cola del resto de comunidades es faltar a la verdad", ha advertido Feijóo, quien se ha reafirmado en que "no hay una guerra de cifras". "Hay cifras", ha apostillado, antes de retar a los sindicatos a enseñar datos, si los tuvieran, que contradigan esta afirmación.

Feijóo ha agregado que a la subida específica a través del complemento autonómico habría que sumar, si finalmente hay presupuestos estatales, el incremento salarial que recibirán todos los empleados públicos.

"COMPRENDO QUE A LA GENTE LE GUSTE COBRAR COMO EL QUE MÁS"

En sus declaraciones a los medios, Feijóo ha incidido en otros beneficios para los empleados públicos como, por ejemplo, la ampliación de los permisos de maternidad. "Hay un problema retributivo, comprendo que a la gente le guste cobrar como el que más, pero nosotros proponemos que cobremos más que la mayoría de las comunidades", ha esgrimido, antes de recordar que ya este miércoles, en el pleno, pidió "sensibilidad" a los negociadores sindicales.

Y es que, ha recordado, "un aumento de entre el 12 y el 16 por ciento" en sus retribuciones supone "más de 600 millones de euros de incremento en el presupuesto". "Los gallegos no me autorizan a gastar eso en aumentar los gastos de personal", ha asegurado.

"Nosotros tenemos nuestra propuesta encima de la mesa. No conocemos ninguna de los sindicatos, salvo la primera. Si estos datos (los de la oferta económica de la Xunta) no son ciertos, que me faciliten otros. Que me remitan los datos para comprobar que todas estas comunidades no cobrarían menos", ha retado a los sindicatos.

DESEARÍA QUE LA HUELGA "DURASE POCO"

El presidente, quien se ha declarado "preocupado" por la huelga, aunque ha subrayado que el porcentaje de seguimiento no se corresponde con el que proclaman los sindicatos, ha asegurado que él desearía que "durase poco tiempo" porque no considera que nadie pueda "negar a la gente" el derecho a la tutela judicial.

Pero ha matizado que fueron los sindicatos los que se levantaron en el último encuentro y que la Xunta "sigue sentada en la mesa de negociación". Serán "los gallegos", ha remarcado, quienes deban "ponderar" la situación.

Finalmente, el presidente, quien ha remarcado que él reconoce "el esfuerzo que hicieron los empleados públicos" durante la crisis y que éste "no se va a olvidar", ha insistido en que el comité de huelga debe reflexionar puesto que la subida que demanda es "inasumible" para las arcas públicas gallegas.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.