La dueña y los cuatro camareros del bar "Luis" de Alicante compraron un décimo del Gordo del sorteo de Navidad, el 6.381, con el dinero recaudado en el tradicional "bote" de las propinas.


La propietaria del bar, Sara Sánchez Trujillo, ha sido una de las afortunadas que han comprado un boleto en la administración número 23 de la ciudad, que ha repartido 27 millones del primer premio, y ha sido de las primeras en acercarse al establecimiento.

Sánchez ha explicado que hace unos diez días decidieron emplear el dinero de las propinas en la lotería y ha comentado que ahora se repartirán 60.000 euros cada uno.

Sánchez Trujillo ha manifestado que utilizará el dinero para pagar la deuda contraída recientemente para la ampliación del bar y uno de sus empleados lo usará para hacer uno de sus viajes más deseados, a Brasil.

"Teníamos mucha ilusión y el dinero nos hacía mucha falta a todos", ha exclamado, antes de comentar que uno de los empleados está de vacaciones y aún no han podido comunicarle la buena noticia.