Sebastián Celaya, consejero de Sanidad
Sebastián Celaya, consejero de Sanidad EUROPA PRESS

Al respecto, ha explicado que es una derivación sostenida en el tiempo y que está contribuyen a reducir paulatinamente la listas de espera, además de que estos centros "crean puestos de trabajo y hay que darles su oportunidad" y "somos de los que menos derivados" en el Estado, ha esgrimido Celaya.

Así lo ha explicado ante el pleno de las Cortes de Aragón, en una comparecencia solicitada por el PP sobre las listas de espera diagnósticas, en donde el consejero ha expuesto que sus tres líneas de acción para reducirlas son aplicar medidas estructurales y evitar planes de choque; contar con la participación de los profesionales; y la transparencia y el acceso a la información.

Respecto a esto último, ha recalcado que "se da mucha información la web del Servicio Aragonés de Salud", si bien ha anunciado que se va a crear un grupo dentro del Consejo de Salud "que va a controlar las listas de espera para ver si se maquillan" y también se trabaja para que "que cada paciente, con su pin, pueda entrar y ver donde está situado con su lista de espera quirúrgica".

Sobre los profesionales, ha resaltado los resultados "muy satisfactorios" del grupo técnico creado con ellos, "que se siguen reuniendo y la mayoría de las cosa que hemos puesto en marcha" han surgido de él, como la consulta virtual, gracias a la cual "2.500 pacientes no tienen que ir del médico de primaria al especialista y en menos de siete días obtienen una solución", una medida que cuando se extienda "va

ser significativa para reducir demoras en derivaciones al especialista".

También se ha referido a la puesta en marcha del anillo radiológico en noviembre de 2016 y que desde entonces ha contribuido a reducir las demoras en las ecografías de los 106 a los 48 días, de 38 a 20 en los TAC y de los 147 a 70 días en resonancias magnéticas, mientras que en mamografías ha dicho que no hay esperas, salvo algún caso puntual. Ha añadido que el objetivo "es llegar a 30 días" máximos de espera, según marca la normativa.

En este anillo, trabajan en jornada de tarde los radiólogos que voluntariamente han accedido a hacerlo y este sistema tiene un coste que representa "una tercera parte" del "que supone concertar", para remarcar que "no son peonadas", sino "una forma efectiva de usar los recursos que tenemos a nuestra disposición".

NO ENGAÑAR

La diputada del PP, Carmen Susín, ha pedido al consejero que "no mienta" porque ha incrementado en más de 20 millones de euros los conciertos con la sanidad privada respecto a 2015, con más de 39 millones "y aun así no controlan las listas de espera". Ha considerado "hipócrita" al Gobierno ya que Celaya se podía detrás de las pancartas en contra de la privatización y ahora incrementa los recursos que se destinan a esta.

La parlamentaria ha aclarado que "no le decimos que no lo haga, sino que no nos mientan", para opinar que sí se están haciendo peonadas -trabajo de los médicos de la pública en horario de tarde-, que Celaya también rechazó en el pasado, pero de forma eufemística le llama "autoconciertos" y ha querido saber si se hacen planes de choque, qué coste tienen y también cuando suponen las peonadas.

La diputada del PSOE, Olvido Moratinos, ha subrayado la "buena tendencia" de las listas de espera, con una reducción del 50 por ciento gracias a "medidas estructurales", como la dotación de nueva tecnología, más recursos humanos y uso de los quirófanos y la puesta en marcha del anillo radiológico, "lo contrario que hicieron ustedes", le ha dicho al PP, que ha tachado de "demagógico".

La parlamentaria de Podemos, Itxaso Cabrera, ha reclamado "transparencia y diligencia" ante unas listas de espera "inaceptables", la primera para superar el "miedo" a dar a conocer algunas listas de espera, así como para conocer los rendimientos y la segunda para aplicar "medidas estructurales", en concreto, "las conclusiones del grupo de trabajo",

que "se desconocen", al tiempo que ha pedido la contratación de más especialistas en vez de "empeñarse en salvar a la sanidad pública a través de la privada", con "parches que no son la solución".

MALA GESTIÓN

La diputada del Partido Aragonés, Berta Zapater, ha opinado que si "ni con más recursos a la concertada, ni más peonadas" el Gobierno "está atajando este problema, hay una mala gestión" porque sigue habiendo muchas personas en lista de espera, más de 7.000 esperando una consulta de especialidades, cuando hay una normativa que se compromete a unos plazos y "la ley está para cumplirse".

La diputada de Ciudadanos, Susana Gaspar, ha echado en falta la propuesta de "soluciones" y una exposición del Departamento sobre "qué está haciendo", para estimar que 90 días para poderse hacer una radiografía "no es mejorar las listas", un problema que "requiere de soluciones estructurales", así como "dejar claro a los aragoneses cómo se accede a esa lista y cómo se gestiona".

La parlamentaria de CHA-Grupo Mixto, Carmen Martínez, ha comentado que "ahora podemos hablar de datos, aunque no nos gusten", para esgrimir que "todos sabemos por qué hay falta de especialistas y de equipos" porque "la sombra de los recortes es alargada". Ha añadido que el gasto en sanidad privada incluye ahora los conciertos en salud mental con entidades, "no con empresas".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.