Andoni Ortuzar en Onda Vasca
Andoni Ortuzar en Onda Vasca ONDA VASCA

Además, ha asegurado que, como afiliado de ELA, desea que el dinero que de las cuotas se deriva a la 'caja de resistencia' sea "transparente" y se conozca "cómo y para qué se utiliza". "Yo no le tendría miedo a Hacienda", ha dicho.

En declaraciones realizadas a Onda Vasca, recogidas por Europa Press, Ortuzar ha considerado que la oposición del Gobierno Vasco está fuera del Parlamento. "La tenemos en gente que, probablemente, vive más a gusto en la confrontación que en la colaboración. Allá ellos, un país hay que intentar construirlo entre todos porque entre todos se hace mejor pero, si alguien no quiere y se empeña en destruirlo, nosotros: 'ladran, luego cabalgamos', seguiremos cabalgando", ha afirmado, en alusión a ELA.

El presidente del PNV se ha referido a los requerimientos que se han realizado desde Hacienda sobre los pagos que los sindicatos hayan podido realizar a través de las llamadas 'cajas de resistencia' que, según ha advertido, no tienen 'base política'.

Además, ha afirmado que "toda relación económica entre personas, de usted con la empresa, de usted con alguien a quien compra cualquier servicio o va a una tienda, está regulada y tiene algo fiscal por medio, siempre está Hacienda".

"Vivimos en un estado social de derecho en el que todos los servicios se pagan con el dinero que se recauda. Pues lo que es normal para usted y para mí, también tiene que ser para los sindicatos", ha añadido.

Tras advertir de que no entra a evaluar que "lo hagan ni bien ni mal" y añadir que "simplemente les ha tocado la revisión", ha asegurado que "en Sabin Etxea" hay una delegación del Tribunal de Cuentas español, "casi viviendo permanentemente". "Viene y nos fiscaliza peseta a peseta lo que gastamos. No es una exageración. Pasan varios meses, tienen hasta un despachito para ellos", ha señalado.

Por ello, ha afirmado que ELA "no debiera rasgarse las vestiduras por que le pase lo que pasa a los demás". "Nos lleva pasando a los demás durante todos estos años", ha manifestado.

SIN MIEDO A HACIENDA

Además, "como afiliado al sindicato ELA desde el año 84", que abona "religiosamente" la cuota mensual de 20 euros, ha considerado que "una parte se destinará a la conocida caja de resistencia". A su juicio, se trata de "un mecanismo bueno, legítimo y una de las fortalezas del sindicato", pero ha manifestado su deseo de que "ese dinero sea transparente", de saber "cómo se utiliza y para qué se utiliza". "Yo no le tendría miedo a Hacienda", ha indicado.

Ortuzar, que sigue militando en ELA, ha admitido que, en alguna ocasión, sí se le ha "pasado por la cabeza" dejar de ser afiliado, algo que "probablemente es lo que quiere la ejecutiva actual del sindicato". "Pero yo llegué al sindicato mucho antes que muchos de ellos. Entonces, no me voy a resignar a tirar la toalla", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.