Campos ha rechazado la propuesta del equipo de gobierno de Zaragoza en Común (ZEC) de que se destine a este uso solo una de las tres plantas que tendría el edificio rehabilitado del antiguo cuartel de Pontoneros, en el Casco Histórico, mientras que las otras dos plantas serían apartamentos de alquiler social. Por ello, ha expresado el voto en contra en el consejo de administración de Zaragoza-Vivienda, al igual que el PP y Ciudadanos y solo ha contado con el apoyo de CHA y ZEC, que ha sido insuficiente.

En rueda de prensa, Campos ha lamentado que ZEC "no profundiza" en la idea de los socialistas de hacer de Zaragoza una "ciudad de la inteligencia, del retorno del talento y avanzar en la creación de espacios de alojamientos de estudiantes".

A su parecer "mezclar la tercera planta con gente que no se sabe quien va a entrar puede complicar la ocupación" y ha detallado que la propuesta del PSOE está en fase de concretar para saber si a la Universidad le salen las cuentas y "entonces se verá si la propuesta es viable". "La Universidad tiene que decir si le gusta la idea de usos y el modelo de alojamiento", ha zanjado.

La propuesta del PSOE es de "grandes rasgos y ahora hay que ponerle toda la letra pequeña", ha aclarado para asegurar que trabajarán con la Universidad. "No vamos a correr como un pollo sin cabeza, no queremos ir a cualquier cosa, sino a una buena cosa. Todos estamos en la tesis de

rescatar Pontoneros, pero no a cualquier precio y menos aún riñendo".

METÁFORA

"Híjar ha venido a por guerra porque sabía que no iba a contar con el apoyo del PSOE y a pesar de eso lo ha sometido a votación" ha afeado Campos la decisión del concejal de Vivienda y Deporte.

"Híjar ha hecho un streptease de la negociación con el PSOE y le hemos replicado que la contraoferta de una planta para estudiantes era poco y le hemos pedido tiempo y hablar con la Universidad de Zaragoza para saber hasta qué punto le podría interesar y esa cita todavía no se ha producido", ha sintetizado.

"Es verdad que el proyecto lleva retraso, pero se le puede dar la vuelta", ha opinado para preguntar qué problema hay en dejarlo hasta concretar un "buen proyecto del agrado de todas las partes". Ha abundado en que Híjar ha preferido "meter velocidad" y le ha dicho: "nuestros tiempos son distintos y también los enfoques y la forma de funcionar".

En cuanto a las declaraciones del responsable de Vivienda respecto a que este "bloqueo" del PSOE marca un antes y un después en la relación, Campos ha manifestado que desconoce si lo ha dicho de una forma general y le ha recomendado que haga un curso de "habilidades sociales".

"Busca votos y viene riñendo y desnudando nuestras posturas ante el resto de grupos y con amenazas por lo que nos preguntamos si, de verdad, quiere sacar Pontoneros o hacer de la riña un engranaje más cuando no se sabe gobernar".

El alcalde, Pedro Santisteve, -que "no suele acudir al consejo de administración" ha revelado Campos-

ha actuado de "conciliador e Híjar de francotirador", ha comparado.

La socialista ha abundado más en estas metáforas y ha expuesto que Santisteve "va con el rifle de precisión y el otro ha cogido el Cetme y ha empezado a disparar". "El alcalde cuando tira siempre lo hace con bala y nos ha recordado que es un acuerdo de los presupuestos y también nos ha dicho que según como os portéis nos portaremos", ha contado para agregar que este discurso le "suena raro, chirría"

NUEVA FORMA DE GOBERNAR

En caso de que estas declaraciones del alcalde supusieran una amenaza a los socialistas sobre la ejecución de algunas partidas, Campos ha dicho lo siguiente: "En el PSOE afortunadamente nos pilla entrenados porque el año pasado no llegó al 50 por ciento de los acuerdos". Además se ha preguntado hasta dónde quiere llegar ZEC.

"Vamos a estudiar, a darle vueltas y a concretar con la Universidad y si sigue en sus trece nosotros seguiremos en la nuestra", ha resumido Lola Campos. También ha contado que en la reunión se ha propuesto retirarlo, pero ZEC no ha querido.

"Tiene que haber algo que le haga amenazar, pero como en esta casa es todo tan raro, igual amenazar es una forma nueva de gobernar", ha deducido la edil socialista.

También ha querido puntualizar que en la reunión se han aprobado 22 puntos del orden del día y solo el de Pontoneros no ha sido aprobado, ha precisado.

"Estamos ante un nuevo desencuentro y una polémica fruto de las prisas y las ganas de confrontar de algunos concejales", ha concluido Campos.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.