Comandos, al ataque
Comandos juveniles reparten información por los locales nocturnos de Madrid para comunicar los riesgos del consumo irresponsable de alcohol. EFE / Kiko Huesca

"Comandos juveniles" tomaron anoche los locales de ocio de Madrid con el propósito de fomentar el consumo responsable de alcohol, principalmente entre los jóvenes, convertidos en los grandes protagonistas de la noche madrileña durante estas navidades.

"Es una campaña de ocio nocturno", afirmó Pilar Larrea, manager de responsabilidad social de la empresa de bebidas espirituosas Diageo, organizadora de la actividad.

El plan de acción de esta iniciativa se desarrolla a través de "comandos juveniles" que "peinan" las zonas de copas más populares de Madrid: desde la avenida de Brasil, en el distrito financiero de Azca, hasta los pintorescos barrios de Chueca, Malasaña o de la cosmopolita Gran vía.

La herramienta de este contingente de concienciación es la palabra. Y la imparten en grupos de tres o cuatro personas que abordan a otros jóvenes a los que tratan de reflexionar sobre los efectos del consumo irresponsable de bebidas alcohólicas.

De tú a tú

"Alterna tus bebidas con refrescos", "Come algo antes o mientras bebes" y "Si vas a conducir, no bebas", constituyen los tres principios de la "hoja de ruta" marcada por esta campaña de prevención.

"Come algo antes o mientras bebes" , es uno de los consejos
"
Se trata de ir de tú a tú, de que jóvenes hablen con jóvenes, porque entre ellos todo resulta más fácil", destacó Larrea a la puerta de uno de los más de 500 locales de ocio nocturno pertenecientes a la Asociación Nacional de Empresarios por la Calidad del Ocio (ECO), colaboradores de la iniciativa junto a Diageo.

Agregó que la acción no se limita al interior de los locales, sino que también está presente en las calles en algunas de las fechas clave de las fiestas navideñas.

Hasta el momento, el mensaje de los comandos ha tenido una recogida "muy satisfactoria", aseguró Encarnita Abellán, una de los 125 jóvenes mayores de edad que desarrolla esta actividad.

"No podemos abordar a la gente con mensajes de que no beba, pero sí transmitirles moderación", agregó la joven, participante en uno de los comandos, y que subrayó la "receptividad" de la gente que "nos ayuda mucho".

Aseguró que se siente comprometida y concienciada con esta campaña, que pretende llegar a más de 750.000 jóvenes de la capital madrileña durante las navidades, aunque se espera poder mantener vivo el mensaje pasadas estas fechas.

Pero como se desprende del lema de la campaña europea, el éxito de la operación no reside en estos "contingentes" sino en los destinatarios: "¿Una noche para recordar?, ¿o para olvidar?. La decisión, es tuya".