Kate y Gerry McCann, padres de la pequeña Madeleine, la niña británica desapareciera en Portugal el pasado 3 de mayo, han mandado esta madrugada un mensaje a su hija en un vídeo en el que indican que su único deseo para está Navidad es que la pequeña vuelta al hogar, señala el vídeo colgado en su página web .

El vídeo, grabado en el domicilio de los McCann en Rothley, cerca de la ciudad de Leicester, en el centro de Inglaterra, tiene una duración de unos tres minutos.

Los McCann señalan que el vídeo está a disposición de todos los medios de comunicación del mundo. Además contiene tres secuencias inéditas de Madeleine la pasada Navidad.

"Estamos viviendo las Navidades más difíciles que podáis imaginar", señala Gerry McCann, junto a su esposa delante de un abeto adornado, y suplican que las personas que tienen secuestrada a Madeleine pongan fin a su desesperación y angustia con su liberación.

Estamos viviendo las Navidades más difíciles que podáis imaginar"

Por su parte, Kate le dice a su hija "Madeleine, es mamá y papá. Nosotros te queremos. Nos haces tanta falta.
Nosotros hacemos todo lo que podemos para tu vuelta".

Campaña internacional

Madeleine, de cinco años, desapareció de la habitación en la que dormía con sus hermanos gemelos, de dos años, de un centro turístico de Praia da Luz, en el Algarve portugués, mientras sus padres cenaban en un restaurante.

Desde su desaparición, los McCann han lanzado una campaña internacional de movilización sin precedentes.

El pasado septiembre, la Policía portuguesa declaró a los McCann sospechosos de la desaparición de la niña.

Los investigadores lusos sospechan que los McCann pueden estar involucrados en la muerte accidental de su hija, después de que perros especialmente entrenados por la policía británica detectaran olor a cadáver en su automóvil, apartamento y efectos personales.