Nota De Prensa. Lipasam
Nota De Prensa. Lipasam AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

En concreto, esos operarios se encargarán de barrer y recoger la fruta caída al suelo, mientras que las actuales compañías adjudicatarias de la conservación y el mantenimiento del arbolado y las zonas verdes continuarán ocupándose de las que quedan en las ramas.

En un comunicado, el Ayuntamiento de Sevilla ha explicado que Lipasam y Parques y Jardines coordinarán sus respectivos cometidos, con el objetivo de acelerar la recogida de la naranja y la limpieza de las calles, y ha indicado que se prevé que los trabajos concluyan a primeros de marzo. Aunque las labores de la empresa pública de limpieza abarcarán al conjunto de la capital, tendrán especial incidencia en los distritos Cerro-Amate, Sur y Nervión.

Asimismo, en la fecha actual, el porcentaje de recogida de la naranja en la ciudad ronda el 55 por ciento. Desde Parques y Jardines se inició la campaña de la recogida de la naranja a finales de diciembre, con anterioridad a la fecha de otros años, y su ritmo también es superior.

La previsión de Parques y Jardines es que se alcancen los 2,7 millones de kilos de naranjas amargas, que progresivamente serán trasladados a plantas de eliminación o tratamiento para diversos usos, fundamentalmente agrícolas. En el viario público de Sevilla -excluyendo los parques y jardines- existen 35.810 ejemplares de naranjos, siendo los distritos Este-Alcosa-Torreblanca (con 6.363), San Pablo-Santa Justa (4.929) y Bellavista-La Palmera (3.971) los que mayor número tienen.

UNOS 140 OPERARIOS RECOGEN LAS NARANJAS

Además, un total de 140 operarios expresamente se destinan a la recolección de las naranjas por parte de las distintas empresas adjudicatarias de los contratos actualmente en vigor para la conservación y el mantenimiento de la arboleda y las áreas verdes, sin contar con el personal propio de Parques y Jardines.

El Ayuntamiento ha matizado que la contratación excepcional de Lipasam se enmarca en la estrategia de la empresa pública municipal de "aprovechar al máximo sus posibilidades legales de contratación teniendo en cuenta las restricciones de la legislación estatal al respecto, para así poder atender con más eficacia tanto a situaciones excepcionales que requieren refuerzo de personal -caso de la naranja caída- como a las tareas habituales de la limpieza de los barrios de la ciudad".

Por su parte, el delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento, Antonio Muñoz, ha explicado que "se suman los recursos de Parques y Jardines y de Lipasam para, como ya se hizo el año pasado, propiciar que en una ciudad con tantos naranjos, intrínsecos a la propia imagen de Sevilla, los trabajos de recogida de la naranja amarga finalicen antes y las calles estén limpias también antes".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.