Los niños de San Ildefonso
Los niños de San Ildefonso. (TVE)

Como cada año, los niños y niñas de San Ildefonso, los encargados de cantar la suerte, se han preparado activamente en el último ensayo que precede al sorteo de Navidad, después de haber dedicado 20 minutos diarios desde hace dos meses para hacer que todo salga a la perfección y con una especial atención a los cuidados de la voz y al control de los nervios. Es su gran momento. Por un momento, le han arrebatado el protagonismo a los políticos.

Los primeros niños sobre los que ha recaído la responsabilidad de cantar números y premios son Yeray Hernández García, Sergio Muñoz López, Beatriz Hernández Santana y Tamara Muñoz López.

Al margen de elos, los 36 niños del sorteo se dividen en nueve grupos de cuatro menores por cada tabla: dos de ellos cantarán los números, mientras que otros dos serán los responsables de hacer funcionar los extractores de las bolas. El 80% de 'cantarines' fueron niñas en 2006. De hecho, 19 son niñas frente a 17 niños. Los niños de la Residencia son en su mayoría inmigrantes y proceden de familias con dificultades socioeconómicas.

Ensayos

El coordinador de los ensayos explicó que su función es que el día 22 salga el sorteo perfectamente y, para ello, "tenemos que ensayar durante todos los días de los dos últimos meses". Así, aclaró que a dos días del gran momento del sorteo, se les ha pedido a los niños "fundamentalmente que se cuiden la voz y que estén tranquilos", aunque aseguró orgulloso que "no se ponen demasiado nerviosos y tampoco hay que darles muchas explicaciones".

Hasta poco antes del comienzo del Sorteo, los niños agraciados no han conocido quiénes cantarán o extraerán bolas en el Salón de Loterías, pero todos sueñan ya con dar el 'Gordo', premiado este año con 300.000 euros al décimo y 3 millones de euros a la serie. Este sábado se han levantado a las 5.00 horas para acudir una hora más tarde todos juntos a la sede de la Lotería Nacional, ubicado en la calle Guzmán el Bueno de Madrid, y empezar a cantar los números afortunados a partir de las 9.00 horas.

Ensayo general

El viernes celebraron, después de clase, en torno a las 17.00 horas, el ensayo general de su actuación y también representaron una obra teatral de Navidad, junto al resto de sus compañeros, en el salón de actos del Colegio de San Ildelfonso, con la presencia de padres, familiares y profesores. En cuanto a los 36 agraciados, hay un número similar de niños y niñas de entre 10 y 12 años, que actualmente cursan cuarto, quinto o sexto de Primaria.

Además, como en los últimos años, también cantarán varios niños de familias inmigrantes. "La inmigración es un reflejo verídico de la sociedad, y más en un colegio público. Aquí estudian niños con padres de muy diversas nacionalidades y algunos de ellos cantarán, porque aquí no hacemos criba por color de la piel o estatura, simplemente vemos qué críos leen más rápido y claro", indicó Blanco.