En concreto, la formación naranja pide, de este modo, recuperar la filosofía del proyecto dibujado hace cinco años por el arquitecto malagueño Salvador Moreno Peralta, que apostaba por una playa recrecida gracias a un sistema de espigones; por un gran parque público; por la restauración del edificio histórico del balneario, y por el ensanche del paseo y la preservación de los Astilleros Nereo. Todo ello, sería financiado por el rendimiento generado por un hotel y un parking subterráneo situados fuera de este espacio, justo en la calle Bolivia.

Así lo ha explicado el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Málaga, Juan Cassá, que ha señalado que "la idea es sencilla": "El mejor proyecto para los malagueños al menor precio para la administración".

"Es la mejor fórmula para tener el espacio de mayor calidad, ese símbolo que los vecinos tanto piden, al menor precio. Y sin perder un ápice de carácter público. Reto a cualquiera a que presente un proyecto más realizable y más viable financieramente que el que traemos hoy aquí", ha expresado el edil, quien ha anunciado una moción en esta línea al pleno del mes de febrero.

Asimismo, ha apuntado que "no entramos en asuntos legales sobre la concesión actual. Pero creemos que es el momento de los Baños del Carmen", ha dicho, añadiendo que "es el momento de poner sobre la mesa medidas realistas y ejecutables. Y creemos que recuperar esa buena idea es hacer viable un proyecto histórico y muy reclamado por los vecinos del Este y los malagueño".

Asimismo, ha criticado "la maraña burocrática que pesa sobre éste y cualquier otro gran proyecto". "Tenemos que salir de esta maraña legal que espanta a cualquier inversor", ha incidido.

Por su parte, el diputado de Ciudadanos Guillermo Díaz ha solicitado la constitución de una mesa a tres bandas -Ayuntamiento, Junta de Andalucía y Gobierno central- para determinar todas las cuestiones legales que permitan abordar con un calendario claro y seguridad jurídica este proyecto. "Ya decimos que la mejor vía para abordarlo es el de la colaboración público-privada", ha manifestado.

El parlamentario ha criticado el "lastre y descrédito" que pesan sobre un proyecto que lleva dos décadas de espera. Cabe recordar que el Plan especial de Reforma Interior 'Baños del Carmen' obtuvo su primera aprobación inicial el 2 de noviembre de 1993, pero no se aprobó definitivamente hasta 14 años después. Y, con todo, la aprobación por parte de Costas no llegaría hasta incluso otros dos años después.

"Creemos que los usos lucrativos fuera del Balneario y del parque bien podrían ahorrarle mucho dinero a la administración sin menoscabo en absoluto de las prestaciones y espacios de calidad para los malagueños. Y, de paso, es obvio que esta zona cuenta con serios problemas de aparcamiento, como han puesto de manifiesto en tantas ocasiones vecinos y comerciantes y como hemos llevado al pleno", ha sostenido.

En este punto, ha agregado que "el Estado, y cuando digo el Estado digo todas sus instituciones, se encuentra en un momento de control del gasto público y aquí tenemos, sin duda, una perfecta salida en la fórmula de la colaboración público-privada. Y que quede claro, que ahora vendrán los de siempre con lo de siempre: aquí nadie quiere privatizar ningún espacio. Ni nadie quiere bajar el número de árboles, al contrario", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.