Universitarios En El Tranvía
Universitarios En El Tranvía J.L.PERALES/GVA

El GIPU es un grupo interdisciplinar que integra investigadores de cuatro universidades valencianas y está dirigido por el profesor Bernardo Gargallo López, del departamento de Teoría de la Educación de la Facultad de Filosofía y Ciencias de la Educación.

Un primer proyecto, realizado entre 2003-2006, con una muestra de 1.150 alumnos de 42 grupos de tres universidades -Universitat de València, UPV y UCV-, permitió comprobar que el alumnado universitario utilizaba distintos procedimientos para aprender -estrategias de aprendizaje, enfoques de aprendizaje- y obtenía mejor o peor rendimiento en función de la tipología docente del profesorado: aprendían de modo más profundo, con actitudes más positivas y con mayor motivación, obteniendo mejores calificaciones, con profesorado centrado en el aprendizaje/centrado en el alumno que con profesorado centrado en la enseñanza, que hacía uso de métodos tradicionales, fundamentalmente lección magistral y exámenes finales.

El último proyecto realizado, entre 2013-2016, en que el profesorado participante en la investigación, perteneciente a tres universidades y un centro universitario asociado (Universitat de València, UPV, UCV y Florida Universitaria), adoptó el enfoque centrado en el aprendizaje, haciendo uso de métodos coherentes, tanto de enseñanza como de evaluación, confirmó que el alumnado usaba estrategias de aprendizaje más elaboradas y enfoques profundos de aprendizaje, adquiría capacidades cognitivas y metacognitivas más complejas y valoraba positivamente el entorno de aprendizaje articulado por sus profesores, al tiempo que obtenía mejor rendimiento, al comparar su situación al terminar la docencia de este profesorado con su situación al comenzarla. La muestra utilizada fue de más de 2.700 alumnos de 72 profesores y casi 100 grupos.

El profesor Bernardo Gargallo, director del grupo, ha afirmado que hay que cambiar los métodos para lograr un aprendizaje de más calidad y alumnado excelente. "Tenemos que potenciar el aprendizaje autónomo y autorregulado del alumno y su compromiso en el proceso. Nuestra prioridad debe ser el aprendizaje del alumnado articulando métodos de enseñanza y evaluación que han mostrado su eficacia cuando se combinan adecuadamente, especialmente en los primeros cursos, en que hay una tasa importante de fracaso y abandono".

A su juicio, "el uso de los métodos centrados en el alumno o centrados en el aprendizaje consigue un mayor compromiso del alumno, una mayor motivación, un aprendizaje de mayor calidad y mejores resultados académicos. Es cierto que también exige un mayor compromiso y esfuerzo al profesorado, pero vale la pena", ha puntualizado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.