Javier Lambán
Javier Lambán EUROPA PRESS

Aunque la filosofía del gravamen es "correcta y adecuada", el ICA "no ha sido entendido bien, ha arrojado demasiadas sombras de duda", por lo que "es susceptible de reformarse", ha dicho en una comparecencia a petición propia al inicio de la sesión plenaria, pidiendo "responsabilidad".

Con esta reforma, el Ejecutivo pretende que los aragoneses no paguen más que la media del resto de España, ha dicho Lambán, quien ha subrayado su interés en llevarla a término con "la máxima transparencia", para lo que se publicará una web específica para informar de qué se ingresa por el ICA, cómo se invierte y dónde. Además, en el recibo se indicará qué se paga "y para qué".

Así, se ha mostrado partidario de reforzar "al máximo" el componente de justicia y progresividad del impuesto, y a partir de ahí avanzar en las bonificaciones a las rentas más bajas y mantener la actual del 75 por ciento a los municipios de menos de 200 habitantes que carecen de depuradora. Se ha dirigido al presidente del PP Aragón, Luis María Beamonte, para exigirle que "deje ese vuelo gallináceo y haga algo por los aragoneses".

Lambán ha recordado que su Gobierno ya ha anulado el "fracasado" Plan de Depuración y Saneamiento de las Aguas, impulsando un sistema "enteramente" público en el que los ayuntamientos eligen entre implementar su propio sistema de depuración o llevar a cabo esta competencia a través de la Administración autonómica, al haber finalizado el procedimiento concesional.

De esta forma, el Instituto Aragonés del Agua ya ha contratado la construcción de tres depuradoras, ha subvencionado al 95 por ciento a varios ayuntamientos para hacer otras 24 y tiene previsto continuar este año con otras cinco. Los municipios pueden elegir entre pagar su tasa y un ICA "muy reducido" o pagar un ICA normal y no crear una tasa propia.

"La mayoría quiere encomendar la gestión, en general los ayuntamientos prefieren que sea el Gobierno quien construya las depuradoras", lo que "se está haciendo ya", ha continuado Lambán, quien ha advertido de que "no hay tiempo que perder" porque faltan 300 depuradoras por construir.

SOLIDARIDAD

Ha dejado claro que "no hay una doble imposición en Zaragoza", de manera que "es radicalmente falso que los vecinos de Zaragoza paguen dos veces por lo mismo y que paguen más que el resto de los aragoneses", explicando que pagan su tasa de depuración y un ICA "muy reducido" que "se destina a ayudar a depurar a los pueblos más pequeños", siendo la suma igual o inferior a lo que abona cualquier otro aragonés por el gravamen.

Javier Lambán ha indicado que "el Gobierno ha decidido impulsar una reforma del impuesto para buscar una mejor adecuación del mismo a la realidad del territorio", lo que se llevará a cabo "a través de la participación social lo más amplia posible y con el colofón final de un consenso político lo más amplio posible".

Ha insistido en que "con una tasa municipal es imposible cubrir el servicio" en muchos pueblos y ha aseverado que "el mantenimiento de las masas de agua limpias no puede ser una tarea aislada de un solo municipio, sino del conjunto de la Comunidad Autónoma", como ocurre con otros servicios, una "solidaridad legítimamente reclamada" por la FAMCP.

También ha pedido "cuidado" al movilizar a la ciudadanía, "una de las tareas más sencillas" en el caso de los impuestos, insistiendo en que el ICA se destina "íntegro" al pago del ciclo del agua.

La Comisión parlamentaria de investigación de la depuración "ha de funcionar a la máxima velocidad posible" para cerrar un acuerdo de reforma del ICA a mitad de marzo.

En cuanto a la propuesta de Podemos de aprobar una moratoria del pago del ICA ha dicho que es necesario "ver en qué términos ha de contemplarse" esta iniciativa, apuntando que ha solicitado informes al respecto.

HARTAZGO

Luis María Beamonte ha llamado la atención sobre "el hartazgo que ha generado este tema" y ha dicho que los "amigos y socios" de Lambán "no buscan el interés general, sino el rédito electoral", advirtiéndole de que "le han cogido la medida y son capaces de volver a condicionarle el Presupuesto".

La revisión del ICA "es necesaria", ha dicho Beamonte, quien ha reclamado que este proceso se acometa "con criterios técnicos, con garantías jurídicas y sentido común", sin utilizarlo como "arma arrojadiza", indicando que "si, en ese camino, quieren que nos encontremos, nos vamos a encontrar".

El presidente de los populares aragoneses ha espetado a Lambán que "los Gobiernos de su partido hicieron que Aragón pague por metro cúbico depurado más dinero que cualquier otra comunidad" y que "el problema heredado lo crearon ustedes", recordando que en 2007 ya figuraba en los Presupuestos como impuesto indirecto, en alusión expresa al canon de saneamiento.

"Le propongo que deje de criticar a todo el mundo, como han hecho algunos de ustedes, que busquemos la solución menos gravosa y nos pongamos a trabajar en serio", ha dicho Beamonte a Lambán, añadiendo que "si quiere el apoyo y la lealtad del PP, solo tiene que hacer una cosa: llamarnos".

VOLUNTAD DE ACUERDO

En representación del PSOE, el portavoz del Grupo, Javier Sada, ha destacado la "clara voluntad de llegar a acuerdos" en los términos planteados por el presidente.

Ha expresado que el Gobierno de Lambán se encontró con dos problemas: un Plan de Depuración "muerto y fracasado" y la obligación de repercutir el ICA. Ha apostado por "la solidaridad, pero con mayor transparencia y justicia".

El presidente del Grupo de Podemos, Nacho Escartín, ha dicho que el Plan de Depuración "nacía fracasado por el sobredimensionamiento y la sobretecnificación", mencionando la "estafa escandalosa" en los pueblos del Pirineo.

Ha defendido "un modelo justo y solidario, que los aragoneses no paguemos más de lo que pagan en el resto de España por culpa de la incompetencia y la posible corrupción", sin "mirar a otro lado" cuando "hay chandríos". Ha pedido de nuevo la suspensión del cobro del ICA, un gravamen "injusto y oscuro".

El presidente del PAR, Arturo Aliaga, ha lamentado las "controversias profundas" suscitadas en torno al impuesto, "quizás algunas más políticas que reales" y ha recalcado que este problema no nació con la Ley de Aguas y Ríos impulsada por su partido en la legislatura pasada.

La portavoz del Grupo de Cs, Susana Gaspar, ha considerado que este impuesto está "mal planteado, explicado, fundamentado y genera confusión", indicando que la formación naranja siempre "ha tendido la mano para buscar soluciones a los problemas". Los aragoneses "no deben ser paganos" de estos debates en los que algunos intervienen "de manera populista y demagógica".

Desde CHA-Grupo Mixto, Gregorio Briz ha avisado de que "corremos un gran peligro abriendo boquetes para que la derecha utilice esto", añadiendo que "si lo ponemos en solfa por intereses partidistas o estrategias institucionales estamos muertos". Ha animado a no caer en "el error de enfrentar a Zaragoza con el resto de Aragón" porque "nos estamos comiendo con patatas el principio de solidaridad".

La diputada de IU-Grupo Mixto, Patricia Luquin, ha dicho que "hasta la fecha se estaba recaudando de forma injusta" y ha criticado las "nefastas" consecuencias del Plan de Depuración. Ha hecho notar que ya han recurrido el impuesto más de 23.000 personas.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.