Pleno
Pleno CONSELL

Este proyecto, que se pondrá en servicio en mayo de 2019, está previsto en la revisión del Plan Director Sectorial para la Gestión de los Residuos Urbanos de Mallorca y permitirá dar cabida a la recogida de la fracción orgánica y los lodos de depuradora.

Según han informado desde el Consell, durante el mes de enero de 2019 se llevarían a cabo las primeras pruebas de puesta en marcha y en mayo de 2019 se pondría en servicio.

Su capacidad de tratamiento será de 63.000 toneladas de fracción orgánica de recogida municipal (FORM), más las toneladas de lodos no digeridos que otras instalaciones no puedan tratar. El volumen previsto es de 250 metros cúbicos (m3).

La implantación de esta fase II se reduce prácticamente a la instalación de los nuevos equipos siendo mínima la obra civil a ejecutar, ya que el planteamiento modular que se hizo contemplaba las reservas de espacio necesarias tan para esta fase como para la siguiente.