Representantes del comité de empresa
Representantes del comité de empresa EUROPA PRESS

Una reducción que, según el comité, ha efectuado el Gobierno para "poder ahorrar personal, medios materiales y reducir costes" en un servicio como el agua, que es "esencial", y del que depende el abastecimiento del 70% de la población de Cantabria.

El comité demanda la convocatoria de una mesa de negociación "expresa" para revertir la situación, que incluya un calendario, y en caso contrario anuncia movilizaciones, la primera el próximo jueves 15, ante la sede del Gobierno de Cantabria, de 9.00 a 11.00 horas, y la siguiente el lunes 19 en el Parlamento, de 16.00 a 18.00 horas.

Además, los cinco sindicatos de la Administración autónoma ya han pactado una ronda de contactos con los portavoces de los distintos grupos parlamentarios cántabros "para solucionar unos problemas que sólo se sacan adelante día a día gracias a la voluntad y la profesionalidad" de los cerca de un centenar de trabajadores de los centros hidráulicos dependientes del Gobierno de Cantabria, a los que habría que añadir los de la Autovía del Agua.

Así lo ha dicho en rueda de prensa Enrique de la Peña, en representación del comité, quien ha lamentado que el mismo Gobierno que ha "desprivatizado" tres planes hidrológicos lo haya hecho "a costa de los derechos de los trabajadores", puesto que, pese a dichas incorporaciones, la plantilla de las ETAP, compuesta por casi un centenar de personas -entre técnicos de planta hidrológica y encargados- no se ha incrementado.

"Tenemos una plantilla que no está cubierta al 100% de casi cien trabajadores desde hace diez años, ahora con tres planes más y la Autovía del Agua", ha denunciado De la Peña, que ha resumido indicando que hay "más centros de trabajo y no suficientes trabajadores".

Además, ha mostrado sus dudas de la concentración de 22 a once planes como medida para no incrementar la plantilla, cuando serían necesarios entre 12 y 14 personas más porque "el personal está tan ajustado que cualquier cosa que se salga de lo normal, como bajas o vacaciones, descuadra toda la plantilla".

En este sentido, ha denunciado que los turnos de trabajo que se negocian "prácticamente no se cumplen" por ese motivo, que falta compensar días trabajados de más en los años 2016 y 2017 así como horas extraordinarias. "Si el trabajo sale adelante es por la buena voluntad de los trabajadores", ha asegurado el sindicalista, incidiendo en que está falta de personal incluso está propiciando incumplimientos de los requerimientos de la Inspección de Trabajo y de las normas de prevención de riesgos laborales.

A esta escasez de trabajadores se une una falta de inversiones en equipos, maquinaria e instalaciones muy antiguas con constantes averías y sin certificados de funcionamiento; además de edificios con goteras o suelos y paredes en mal estado.

A ello se suman coches oficiales muy antiguos y no adecuados para los terrenos que transitan o equipos informáticos en mal estado, desfasados o averiados, ha enumerado.

UGT, CCOO, SIEP, CSIF y TU han sostenido que "un servicio esencial" como el de los planes hidráulicos necesitaría como mínimo una docena o 14 trabajadores más que el número actual porque "la plantilla no está cubierta al 100%", aunque "pese a ello, no hemos conseguido que el Gobierno regional se siente a negociar".

Por eso han reiterado su exigencia de que el Gobierno de Cantabria abra una mesa de negociación sobre los planes hidráulicos, tras reconocer que "somos conscientes de que esto no se soluciona de un día para otro, por lo que reclamamos un calendario de negociación para hacerlo de manera progresiva".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.