La lucha contra el cambio climático entra en la agenda de los líderes mundiales

  • El ex vicepresidente de EE UU, Albert Al Gore, y el IPCC recibieron el Premio Nobel de la Paz en 2007.
  • En la Cumbre de Bali se firmó un acuerdo histórico, aceptado por
    EE UU, que será la hoja de ruta para sustituir el Protocolo de Kioto.
  • El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, prometió ayudas a los hogares para que ahorren energía.
Zaragoza, en una imagen retocada que muestra como se quedaría el Ebro en 2050 por culpa de la sequía.
Zaragoza, en una imagen retocada que muestra como se quedaría el Ebro en 2050 por culpa de la sequía.
GREENPEACE

El año 2007 se recordará como el del triunfo de los ecologistas. Por fin, se consiguió que la lucha contra el cambio climático se convirtiera en una prioridad de las agendas de los líderes mundiales.

El Premio Nobel de la Paz concedido al ex vicepresidente de Estados Unidos, Albert Al Gore, por su documental sobre los efectos del calentamiento global de forma conjunta con el Grupo Intergubernamental de expertos en Cambio Climático (IPCC) fue todo un reconocimiento a la labor de estos activistas. Supuso una advertencia oficial de que el problema constituye una verdadera emergencia planetaria.

Además, el documental de Al Gore «Una verdad incómoda» consiguió remover las conciencias de políticos y ciudadanos sobre la necesidad de la lucha ecológica.

La Conferencia de Naciones Unidas celebrada en la isla indonesia de Bali el pasado diciembre con el reto de fijar las bases de la negociación que deberá llevar en 2009 a la aprobación de un texto que sustituya al Protocolo de Kioto concluyó con un

acuerdo histórico . Estados Unidos aceptó ceder a las demandas de los países pobres.

Así, en Bali se firmó un documento que incluye compromisos concretos de reducción de emisiones de gases contaminantes.

Los países emergentes, China y la India, también se mostraron dispuestos a colaborar.

Los estados más ricos se unieron a la lucha contra el desastre del clima en 2007. El G8 se reunió el pasado junio y los ocho países más ricos se prometieron a “actuar decididamente y pronto con el objetivo de estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero”.

Aumenta la conciencia social

El IPCC siguió trabajando y reiteró sus alarmas. La temperatura de la Tierra aumentará entre 1,8 y 4 grados hasta finales de siglo, según los científicos de esta organización.

Asimismo, el informe subrayó que hay una “muy alta probabilidad” de que el calentamiento se deba a la actividad humana. Gracias a estos estudios, la conciencia social de que el cambio climático es inequívoco también ha aumentado. En febrero y en noviembre, los ciudadanos y al sector público fueron convocados a un apagón de luz .

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció el pasado diez de diciembre

un plan de rehabilitación energética de edificios ya construidos. El programa contempla un aumento del 20 por ciento de las
ayudas directas a los hogares para lograr que mejoren el ahorro y la eficiencia energética, que pasará de 800 a mil millones.

El objetivo de estas medidas es que los hogares logren una certificación energética que, junto con la reducción de la factura energética, le dé un valor añadido al edificio.

«Creo que es posible convertir el hogar de cada uno en primer valladar al consumo energético. Y los jóvenes deben ser nuestro principales y más activos abanderados», indicó Zapatero.

No obstante, el futuro se presenta lleno de retos. Tras la Conferencia de Bali, se abrió el camino para negociar un nuevo pacto mundial en 2009. Las emisiones de gases de efecto invernadero tendrán que reducirse hasta la mitad hasta el año 2050, según reconocieron miembros del G8 el pasado junio.

Y también queda cumplir con los objetivos de Kioto, en el año 2012.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento