El presidente del Parlament de Cataluña, Roger Torrent, no ha aclarado el futuro de la investidura en Cataluña ni si presentará un candidato alternativo al expresident Carles Puigdemont,
tras reunirse este jueves en el centro penitenciario de Estremera con el vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras. 

Torrent, que llegó a la prisión madrileña minutos después de las 8 y media de la mañana para visitar a Junqueras y al exconseller Joaquim Forn, también encarcelado, no ha querido responder a los periodistas sobre la posibilidad de que decida finalmente presentar como candidata a la portavoz de JxCat, Elsa Artadi.

Después de más de tres horas de visita en la prisión, en la que ha coincidido también con el exdiputado nacionalista y abogado Francesc Homs, y con el portavoz del PDeCAT en el Senado, Josep Lluís Cleries, Torrent se ha limitado a relatar que ha sido una reunión "muy provechosa" y que ha encontrado a los reclusos "serenos", bien de ánimo y con "mucha dignidad".

Tras decir que Junqueras y Forn son "hombres de paz" y "de profundas convicciones democráticas" que "nunca deberían estar presos por sus ideas", Torrent ha dicho que les defenderá hasta "las últimas consecuencias" para que puedan ejercer sus derechos políticos y como diputados del Parlament. "Esta prisión no puede encarcelar las ideas, por mucho que ellos sean víctimas de un juicio político y de una causa política", ha avisado a las puertas del centro penitenciario.

Preguntado si había venido a la prisión para informar a Junqueras y Forn de la candidatura de Artadi y del futuro político de Puigdemont, solo ha añadido que durante la reunión han compartido "ideas y planteamientos de futuro" sin aportar más detalles. "Les he dicho que haré todo lo que esté en mi mano para defender su libertad, para que estén en casa, con su familia y con los suyos y para que se respeten los derechos políticos de los diputados", ha insistido.

La visita se enmarca en la ronda de reuniones que está realizando Torrent con dirigentes nacionalistas e independentistas de cara a la investidura del futuro presidente de la Generalitat y tiene como objetivo, según informó el pasado miércoles el Parlament, "defender los derechos de los 135 diputados".

Está previsto que al término de la cita Torrent se desplaze a la cárcel de Soto del Real para verse con Jordi Sànchez y Jordi Cuixart.

Los letrados del Parlament posponen la entrega del informe de investidura

 Los letrados del Parlament ya tienen listo el informe sobre los plazos de la investidura, pero esperarán hasta el viernes para entregarlo porque este jueves el presidente de la cámara, Roger Torrent, se encuentra en Madrid visitando a los presos soberanistas en la cárcel. 

Así lo han explicado fuentes parlamentarias, que han detallado que los letrados tienen previsto entregar el informe el viernes tanto a Torrent como al resto de miembros de la Mesa del Parlament.  El informe iba a entregarse el pasado martes, pero su contenido ha despertado diferencias entre los letrados, que han estado elaborando varias versiones hasta alcanzar una definitiva firmada por el secretario general del Parlament, Xavier Muro.

Todos los juristas coinciden en que no ha habido una investidura fallida y que, por lo tanto, no ha empezado a correr la cuenta atrás de dos meses que la ley fija como plazo para investir a un candidato antes de una convocatoria automática de elecciones.
  Si bien los juristas están alineados en la tesis de que el tiempo no corre, divergen en si es necesario señalar a Torrent como responsable de desbloquear la situación para que no se eternice.