El filósofo Daniel Innerarity
El filósofo Daniel Innerarity EUROPA PRESS

Daniel Innerarity ha ofrecido la conferencia titulada 'El oficio intelectual: interpretar, sospechar, criticar' que ha tenido lugar en el salón de actos de Ibercaja Patio de la Infanta.

"Las instituciones que establecían una mediación entre el sujeto y la realidad que podrían ser los partidos políticos, la iglesia, los profesores o los sindicatos, ahora o están siendo cuestionadas o parecen innecesarias en cuanto que está Google con el que se puede hacer un mecanismo agregativo de la toma de decisiones", ha explicado.

"Creo que es un error profundo porque periodistas, políticos y profesores son reductores de la complejidad y otra cosa es que esas mediaciones aporten valor o no. Google tiene más información, pero hay cosas que Google no sabe porque solo es acumulador de información y un profesor tiene que saber".

En declaraciones a los medios de comunicación ha contado una anécdota cuando hace un tiempo se compró una aspiradora. "El libro de instrucciones decía: la filosofía de esta aspiradora es... y me enfadé porque la filosofía y una aspiradora son inconmensurables, pero con el tiempo vi que tenía razón porque filosofía hacemos todos en mayor o menor medida y todos ejercemos la razón en igual o menor medida", ha comparado.

Tras exponer este chascarrillo, ha abundado en que en filosofía lo que alguien hace de forma esporádica los filósofos lo hacen de forma sistemática. "Así nos cuestionamos de manera continua los elementos básicos de la esencia humana, como la verdad, si somos libres, el sentido del bien y la belleza, pero no lo hacemos con exclusividad, sino de forma permanente", ha aclarado.

En este punto, ha sentenciado que "la filosofía no tiene el tratamiento en el CV educativo que le correspondería". "No lo digo por defender el interés del gremio, sino porque de la actitud reflexiva se sacan cosas buenas para la mejora de la formación de la gente para tener una mejor ciudadanía y mejor conocimiento de la realidad en medio del marasmo de datos".

CATALUÑA

"Cataluña es un problema político que algunos tratan de resolver con instrumentos que no son, en absoluto, adecuados para asuntos políticos, como la legalidad, el ordenamiento judicial y el orden público y ese camino no lleva a ninguna parte", ha augurado.

A su parecer, la ciudadanía "asiste a un dinámica de recentralización". "El centro-derecha lo ha hecho de forma furtiva, sin que se notara demasiado y hay otro partido nuevo que lo quiere hacer de forma más explícita y ambos son tremendamente disgregadores, aunque parezca que unen son disgregadores", ha remachado.

"Cuando pase esta agitación de ahora habrá que entrar en el tiempo del diálogo y las negociaciones", ha vaticinado el filósofo navarro.

EUROPA

"El futuro de Europa es eminentemente social, un futuro tecnocrático ha podido funcionar, pero ahora creo que ya no va a funcionar", ha enfatizado.

Daniel Innerarity ha justificado esta afirmación al observar que las grandes promesas de la paz, la prosperidad y el asentamiento de las democracias "están descontados y la gente más joven no le entiende y no funciona como instrumentos de legitimación, ahora solo está la construcción del pilar de lo social", ha recalcado.

Ha precisado que "no son antitéticos" el Estado del bienestar con la integración de Europa, sino que "si no toman determinadas medidas en el ámbito de Europa los estados nacionales del bienestar tal y como los henos conocido no van a resultar viables".

Ha reconocido que los Gobiernos nacionales ante las malas noticias decían que Bruselas les obligaba y se le echaba la culpa de todo. "De forma machacona ha producido en el inconsciente una connotación negativa".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.