El proyecto del botellódromo arrancará con la entrada del año y la limpieza de la Bancada.

La delegada de Medio Ambiente , Encarnación Martínez, ha ordenado ya a Lipasam que acceda al recinto para comenzar a retirar las pérgolas, el material y la basura acumulada en la zona.

El objetivo es adecentar lo máximo posible el terreno mientras se ultima el pliego del proyecto, en el que están participando Medio Ambiente, Tráfico, Tussam, Policía, Instituto de Deportes, Cultura y Parques y Jardines.

La Bancada no será una macrodiscoteca, sino un lugar de ocio, según explica el Ayuntamiento.

Los jóvenes tendrán bebidas pero también pistas deportivas, espectáculos y actividades culturales.

La idea es que el recinto no sea utilizado sólo de madrugada, sino con diferentes eventos durante el día. Para ello el proyecto contempla aparcamientos, aseos, escenarios, pistas deportivas, zona techada, barras...

Tussam alargará las líneas que van por la Cartuja para llegar a la Bancada y habrá autobús por la noche. El recinto también tendrá carril bici.
Lo gestionará una empresa privada pero no podrá servir copas. El Ayuntamiento sólo permitirá la venta -a parte de comida- de hielo, botellas de bebida y vasos. Es decir: el lote.

Seviocio es el nombre que se baraja desde el Ayuntamiento, quien espera que esté en funcionamiento antes de finales de 2008.

Seviocio es el nombre que se baraja desde el Ayuntamiento, quien espera que esté en funcionamiento antes de finales de 2008.

Uno de los puntos conflictivos del lugar ya está solucionado: el cruce de la Avda. Carlos III. Se colocarán vallas fijas para evitar que los jóvenes crucen esta carretera por cualquier parte, con el consiguiente riego de atropello.

Los jóvenes se trasladan a las afueras de Sevilla
Quedan pequeños focos. Los jóvenes han trasladado la movida a las afueras de la ciudad. Desde septiembre y, sobre todo, en diciembre, los botellones por la calles y plazas se han reducido.

Actualmente hay focos, aunque muy reducidos, en la avd. de la Paz, el entorno del Parque de los Príncipes, Carretera de Carmona, cerca de la avd. de las Ciencias, jardines del Prado y el entorno del polígono Hytasa.

En otras zonas como la Buhaira, el Puente de las Delicias, Nervión, Parque Infanta Elena, Kansas City, zona centro y Alameda, han desaparecido prácticamente, según cuenta la delegación de Convivencia y Seguridad Ciudadana.

La Plataforma por el Derecho al Descanso ratifica el descenso de la movida aunque lo achacan al frío. No obstante reconoce una mayor eficacia y movilidad de los agentes por la noche.