Los refugiados sirios a su llegada a Madrid este martes
Refugiados sirios a su llegada a Madrid en el mes de julio. ARCHIVO

El Ayuntamiento de Madrid va a habilitar dos inmuebles vacíos para dar cobijo a refugiados cuando los albergues disponibles se queden sin plazas. Así lo anunció este miércoles desde el Mercado de Prosperidad la alcaldesa de la capital, Manuela Carmena, quien explicó que la idea surge de la necesidad, más concretamente después de la "llegada masiva" de refugiados sirios y demandantes de asilo africanos que se ha registrado en las últimas dos semanas en Madrid y por la que se tuvieron que ampliar en 60 nuevas plazas algunos centros el viernes pasado, según informó el Ayuntamiento a 20minutos.

"Teníamos los albergues con excedente, había más plazas que personas pero desde hace dos semanas han empezado a venir cupos importantes de emigrantes que han sido devueltos en virtud del Convenio de Dublín (solicitantes de asilo)", explicó la alcaldesa. Así, después de esa nueva oleada, el Ayuntamiento se planteó la posibilidad de ofrecer dos nuevos inmuebles por si se repite la situación del viernes pasado, como medida excepcional.

"Hemos tenido días que, sin esperarlo, han venido autobuses con 80, 90, 100 personas y hemos tenido que establecer nuevos albergues", apuntó la primera edil. Se refiere al edificio municipal de la calle Francos Rodríguez, en el distrito de Moncloa-Aravaca, vacío desde la marcha de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), y del colegio María Guerrero de Chamartín, devuelto por la Comunidad al Consistorio al no tener actividad, aunque este último tiene previsto acoger desde octubre un espacio juvenil, según el concejal-presidente del distrito, Mauricio Valiente.

El inmueble de Moncloa, cuyas dependencias ya se han habilitado, ofrece 50 nuevas plazas en caso de que fueran necesarias, para atender una "demanda puntual", de acuerdo con el Ayuntamiento. El espacio del distrito de Chamartín, sin embargo, está pendiente de adecuación.

Estos centros, tal y como puntualizan fuentes municipales, albergarán a todo aquel que lo necesite, aunque se centrarán más en refugiados y solicitantes de asilo a los que "no se atiende" ya que para las personas sin hogar el Ayuntamiento pone a disposición los recursos de la Campaña del Frío. "No sabemos qué está pasando, por qué no se les atiende. La impresión que tenemos es que el servicio estatal de inmigración, por lo que sea, no está funcionando".

En este sentido, la líder de Ahora Madrid manifestó que todos los días buscan "cómo conseguir nuevos lugares donde puedan encontrar la posibilidad de dormir, asearse, tener un desayuno por parte de las personas que de manera masiva están accediendo a Madrid".

Críticas de la oposición

El Grupo Municipal del PP, por su parte, cargó contra Carmena por improvisar en el "dispositivo de la Campaña contra el Frío", en la que no se ha dado respuesta social y se ha puesto como "excusa" la atención a los refugiados.

El Departamento de Inmigración, dependiente del Ministerio de Empleo, ha facilitado a este medio los datos de esa llegada a la que se refiere la alcaldesa. Del 30 de enero al 5 de febrero, en concreto, el Consistorio detectó en sus albergues a 87 personas que decían ser refugiados, de las cuales solo 4, según cotejó ese organismo, lo eran realmente. Desde el departamento de Inmigración aseguran que están en colaboración constante con el Ayuntamiento pero que no tienen constancia de los autobuses ni de la llegada masiva a la que hizo mención Manuela Carmena

Consulta aquí más noticias de Madrid.