productos valorados en más de 1.300 euros. Según una nota de prensa de la Comisaría gijonesa, en tres días actúo en el mismo establecimiento valiéndose de un bolso forrado para anular la acción de los dispositivos de alarma.

La investigación comenzó con la denuncia de una perfumería ubicada en la zona Centro de

Gijón, que daba cuenta de la presencia de una mujer que durante los pasado días 30 y 31 de enero y 2 de febrero se había llevado del comercio cremas faciales de marca, valoradas en más de 200 euros cada una.

Una vez comprobadas las grabaciones del negocio, se pudo ver cómo una cliente sustraía los productos metiéndolos en un bolso que después pasaba por los arcos detectores sin levantar sospechas.

Los trabajos policiales llevados a cabo por el grupo II de Policía Judicial permitieron averiguar la identidad de la autora y comprobar que era una vecina de Mieres, la cual contaba con antecedentes por robos y estafas en Madrid. Esta fue detenida este pasado martes y pasó en este día a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Asturias.