Soraya Arnelas
Soraya Arnelas JORGE PARÍS

Para Soraya Arnelas los escenarios dejaron de ser un misterio hace mucho tiempo. Desde que alcanzó hace 13 años el segundo puesto en la cuarta edición de Operación Triunfo, la extremeña ha pasado por varios cambios de registro y de look.

Ahora se atreve con la gran pantalla en el filme La bola dorada y vuelve con nuevo tema y vídeo, Qué bonito, primera sintonía oficial de la Copa del Rey de Baloncesto 2018.

¿Cómo está respondiendo el público a Qué bonito?

La gente está muy sorprendida porque notan que hay un cambio y es un vídeo muy distinto a los que he hecho. Está entendiendo que hay una nueva etapa musical, ha habido cambios en mi vida y eso se palpa. Qué bonito es la línea que quiero seguir en este punto de mi vida, me siento cómoda con este estilo más pop.

La canción tiene un toque distinto al habitual. Los que me conocen de verdad me ven muy reflejada en este single y los que solo se dedican a consumir mi música pensarán que es una Soraya prefabricada, puro márketing, pero no es así.

Nos dedicamos a contar historias a través de la música y yo ahora mismo estoy en otra etapa de mi vida, otro momento. Esos cambios se tienen que reflejar de alguna manera.

Habla del nacimiento de su hija Manuela

Por supuesto. Me ha tambaleado todo. Es un nuevo brillo que tengo en mi vida, una nueva luz.

¿Le ha hecho perder el miedo para hacer otras cosas?

No, hace mucho tiempo que dejé de tener miedo en la música. Siempre he hecho lo que me ha dado la gana. El único miedo que tengo es a la muerte.

¿Le sigue a Qué bonito un álbum de estudio?

Sí, podría decir que es el adelanto del nuevo disco, que saldrá a principios de 2019. La mayoría de composiciones van a ser mías y habrá temas de baile pero no tan será dance como en otras épocas de mi carrera, alguna balada para mi hija...

Va a ser en español y tengo ganas de que cuente cosas de mi vida para que el público pueda conocerme más.

¿Será un disco más colorido?

Bueno, hay luces y sombras. Voy a hablar de momentos de mi vida que no se conocen y que se han visto tapadas por el estilo alegre del dance, pero en estos años he tenido momentos de bajón y lo quiero contar.

Se has atrevido con su primera película, La bola dorada (en cines)

Sí, me llamaron ofreciéndome un papel. Me leí el guion y al principio me impactó porque tenía que interpretar a una madre y yo por entonces no estaba ni embarazada aún. En el papel me he visto bien, y eso que soy muy crítica conmigo misma.

Se la ve muy positiva

¿Sabes qué pasa? Que ya me conozco, son muchos años.

¿Se ha enganchado al regreso de OT?

Me veo muy reflejada en ellos, hay muchos paralelismos entre esta edición y la mío. Lo he vivido con mucha ilusión porque son mis recuerdos, es la historia de mi vida.

¿Merecía ganar Amaia?

Sí, sí. Se lo merece, es la más artista de todos. A mí, el mejor favor que me hicieron fue quedar segunda, porque hay una maldición con el primero.