El último informe semanal de la Red de Vigilancia Epidemiológica-Médicos Vigía del Departamento de Salud y Osakidetza constata que, a pesar de que continúa el descenso de la onda epidémica, persiste una alta detección viral, por lo que se muestra "prudente" sobre la evolución en las próximas semanas.

Desde el comienzo de la temporada se han notificado 1.324 casos hospitalizados por gripe. Entre los 287 enfermos pronosticados como graves y que fueron hospitalizados, se produjeron 55 fallecimientos.

El Departamento de Salud del Gobierno Vasco ha asegurado que, tal y como establece su plan de contingencia gripal, "mantiene el dispositivo de refuerzo de recursos humanos y materiales".

También sigue operativa la coordinación diaria entre los diferentes niveles asistenciales en coordinación con Emergencias, liderada por una Comisión específica en la Dirección de Asistencia Sanitaria de Osakidetza.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.