El regidor de ERC en Sant Joan de Vilatorrada, Jordi Pesarrodona, con una nariz de payaso junto a un agente de la Guardia Civil durante el registro en la sede de la conselleria de Governació de la Generalitat.
El regidor de ERC en Sant Joan de Vilatorrada, Jordi Pesarrodona, con una nariz de payaso junto a un agente de la Guardia Civil durante el registro en la sede de la conselleria de Governació de la Generalitat. ACN

El regidor de Cultura del ayuntamiento barcelonés de Sant Joan de Vilatorrada, Jordi Pesarrodona (ERC) se ha acogido a su derecho a no declarar este miércoles ante el juzgado de instrucción número 2 de Manresa.

Pesarrodona estaba citado a declarar como investigado por un presunto delito de desobediencia por los hechos del 1-O en la escuela Joncadella de su municipio.

El regidor, que también es payaso y actor de profesión, ha sido recibido por unas 50 personas, entre ellas diversos alcaldes y regidores de ERC de la comarca del Bages.

A la salida de los juzgados, Pasarrrodona ha dicho que es una "buena noticia" que la jueza solo vea un delito de desobediencia y que, de momento, no haya incluido el informe de la Guardia Civil, que atribuye al regidor los delitos de odio y resistencia.

"Cuando vi entrar a la Guardia Civil a Sant Joan tuve claro que iban a por mí", ha denunciado Pesarrodona, que atribuye la presencia de la Policía Nacional en el municipio al hecho de que el 20 de septiembre se hiciese una fotografía con una nariz de payaso delante de la conselleria de Governació al lado de un guardia civil que se hizo viral en las redes.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.