Este nuevo servicio, denominado EVA, se crea para dar respuesta a las nuevas necesidades del mercado y ante la liberalización del tráfico ferroviario en 2020 y comenzará en el corredor Madrid-Barcelona, seguramente con una parada en Camp de Tarragona.

ADEA ha calificado este hecho de "discriminatorio por asignar dos paradas a Cataluña y ninguna a Aragón, por donde transcurre un alto porcentaje del recorrido y teniendo en cuenta que Zaragoza es un destino equidistante entre Madrid y Barcelona, que conecta además con un gran número de destinos en el centro y norte de España".

"En ese deseo de un proceso de participación abierto a las aportaciones de los usuarios que ha transmitido el ministro, ADEA estará encantada de aportar ideas, razones y motivos para nuestra propuesta de que esta nueva línea pare en Zaragoza", han afirmado desde la asociación.

La Asociación de Directivos de Aragón lanzará una consulta entre sus más de 1.200 asociados, acerca de la solicitud de esta parada en Zaragoza, para transmitirla posteriormente al ministro de Fomento.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.