Rafael Morales, Ruiz Espejo, Pita y Remedios Ramos Desbandá huida marcha recuerd
Rafael Morales, Ruiz Espejo, Pita y Remedios Ramos Desbandá huida marcha recuerd EUROPA PRESS

La portavoz de la plataforma Málaga Republicana y concejal de Málaga para la Gente en el Ayuntamiento de la capital, Remedios Ramos; el coordinador de la marcha y presidente del club senderista La Desbandá, Rafael Morales; y el delegado del Gobierno andaluz en Málaga, José Luis Ruiz Espejo, han participado en el inicio de esta segunda marcha, que en once etapas recorrerá los más de 250 kilómetros que separan Málaga y Almería. La fecha de llegada es el 17 de febrero.

Más de 400 personas se han inscrito para participar en esta segunda marcha senderista y que recorrerán las distintas etapas con el objetivo, según Morales, de "sacar del olvido" a las víctimas "de la mayor masacre de la Guerra Civil". "Queremos recorrer el camino que en aquellas condiciones tan trágicas hicieron más de 150.000 andaluces, la mayoría malagueños, huyendo de las tropas franquistas que iban a ocupar Málaga", ha sostenido.

Ancianos, mujeres y niños que, ha recordado, salieron con lo puesto y que vivieron aquel "horror" que hoy, a su juicio, "continúa oculto y en el más grande olvido". Por ello, este recién creado club senderista La Desbandá quiere "sacar a la luz pública uno de los genocidios más grandes de nuestra reciente historia".

LUGAR DE MEMORIA

Precisamente, Rafael Morales ha indicado que otro de los objetivos es que se señalice y homologue el sendero de La Desbandá como Lugar de Memoria Histórica para lo cual se está en conversaciones con la Junta de Andalucía.

En este punto, Ruiz Espejo ha considerado que dicha petición es una "buena iniciativa" y ha recordado que ya se han declarado muchos lugares de la memoria a lo largo de la carretera de Málaga a Almería, como el Peñón del Cuervo o distintos tramos por lo que no cree que haya inconveniente. "Habría que verlo y si hay posibilidades, porque hay infraestructuras que han alterado aquella primera carretera, sería bueno", ha apostillado.

El delegado de la Junta en Málaga ha trasladado el apoyo a las actividades que se organizan sobre la huida de Málaga a Almería, "una de las mayores masacres en la guerra contra la población civil y

que movilizó muchos refugiados".

Ruiz Espejo ha sostenido que el Gobierno andaluz participará en todas las actividades que supongan homenajes o reconocimientos a las víctimas "buscando verdad, justicia y reparación". Todo ello, ha continuado, para "sacar del olvido y del silencio y avanzar en esos principios": "Es una obligación como gobierno y sociedad civil y todas estas actividades son bienvenidas".

También ha recordado que las víctimas huían por valores e ideales que hoy se disfrutan, entre los que ha citado libertad, democracia y justicia.

Remedios Ramos, por su parte, ha reclamado no olvidar a las víctimas, "familias enteras, personas mayores, mujeres, niños", que huyeron de los mensajes del militar Gonzalo Queipo de Llano "que decían que acabarían con todo". En este punto, ha aludido a que aún hoy hay supervivientes de La Desbandá que dicen que hicieron aquella marcha con su familia: "es ahora cuando reviven lo que pasó tras mucho tiempo calladas, se acercan y nos dicen que siendo pequeñitos participaron en aquella huida y aún tienen el miedo en el cuerpo después de tantos años".

También ha exigido más reconocimiento al médico canadiense Norman Bethune, por su ayuda "a miles de víctimas que huían del terror del fascismo" y por dar a conocer "aquella tragedia, que fue peor que la de Guernika", a través de sus fotografías.

Esta segunda marcha se ha iniciado este miércoles desde la calle Molina Lario de la capital malagueña. Serán medio centenar de personas las que la completarán íntegramente aunque son muchos más los inscritos y que participarán en alguna de sus once etapas.

Tras la capital, llegarán este mismo miércoles a Torre de Benagalbón, en Rincón de la Victoria, aunque los actos los realizarán en el municipio de Almáchar porque "el Ayuntamiento se ha negado a acoger a los marchistas".

Posteriormente irán hasta Torre del Mar, en Vélez-Málaga; Nerja y ya se adentrarán en las provincias de Granada y Almería. A lo largo de las etapas, según ha explicado el portavoz del club organizador, se sucederán homenajes y actos de reconocimiento y recuerdo a las víctimas y para dar a conocer a la opinión pública todo lo que ocurrió hace ahora 81 años.

Consulta aquí más noticias de Málaga.