El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en el pleno
El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, en el pleno XUNTA DE GALICIA

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha ofrecido a "seguir hablando" con el personal de justicia que inicia este miércoles una huelga indefinida, pero sostiene que subir retribuciones este año, uno de los principales puntos que reclaman los trabajadores -la propuesta del Gobierno gallego es a partir de 2019-, "sería ilegal".

"Me apunto a solucionarlo", ha afirmado Feijóo sobre el conflicto en la justicia, en respuesta a una pregunta en la sesión de control en la que Luís Villares (En Marea) ha acusado al líder del Ejecutivo gallego de "recortar en Galicia para hacer carrera en Madrid".

En respuesta, Núñez Feijóo ha esgrimido que la propuesta realizada por el Gobierno gallego a los funcionarios de justicia, que los sindicatos rechazan, situaría a Galicia "por encima de la media" de las autonomías a nivel retributivo.

Así, Feijóo ha dejado claro que este es un problema que "preocupa" al Gobierno gallego, pero censura que las "organizaciones sindicales rompieron las mesas de negociaciones porque se levantaron de ellas".

Tras poner en valor que en los últimos ocho años se hizo "la mayor inversión" en materia de justicia, el presidente del Gobierno gallego ha asegurado que si se aceptase la propuesta que realiza Xustiza "habría entre 10 y 12 comunidades donde se cobraría menos que Galicia", y ha puesto como ejemplo a autonomías como Valencia o Cataluña.

En esta línea, remarca que la Xunta pone sobre la mesa subidas que suponen "entre 660 y 900 euros al año", estabilización de temporales con oferta pública de empleo, unido a mejoras en sustituciones, juzgados de violencia de género o permisos de maternidad y paternidad, entre otras.

"EN CONTRA DE LA LEY"

Durante el debate, el portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, ha acusado a Feijóo de emplear "manipulaciones que son mentiras", pues la tabla de incrementos salariales para este año es de "cero euros". Además, los sindicatos han respondido en los últimos días a los datos de Xunta sobre la media de comunidades, ya que acusan de "falsear" cifras al no agrupar como un todo aquellas autonomías que no tienen competencias transferidas.

En su réplica, Feijóo ha justificado que "sería ilegal hacer incremento de retribuciones" en 2018, y se ha escudado en que el "Ministerio de Hacienda del Gobierno central acaba de notificar a la Comunidad Autónoma de Madrid que deje sin efecto el incremento de la justicia".

"¿Sabe usted que el Ministerio de Hacienda está notificando a las comunidades autónomas que no se puede contravenir la ley; y usted, señoría, desde su currículum me propone que haga un acuerdo en contra de la ley?", ha preguntado a Villares.

Y es que, precisamente, la Abogacía del Estado presentó un recurso contencioso-administrativo contra el acuerdo del 1 de agosto de 2017 de la Comunidad de Madrid con el fin de que se suspenda un incremento retributivo del complemento transitorio a los trabajadores judiciales de esta comunidad aplicado en dicho ejercicio y que "contraviene" la legislación básica.

Según indica el recurso, al que tuvo acceso Europa Press, el acuerdo recogía un incremento de 120 euros mensuales a alcanzar en tres anualidades (2017, 2018 y 2019), pero se constata que los incrementos "contravienen" la Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE), porque supera el incremento previsto con carácter general.

Además, Feijóo asegura que "si se aceptase la propuesta" que realizan los sindicatos de justicia y se aplicase "para todo el personal de la Xunta" supondría un incremento en las retribuciones de "600 millones de euros".

"¿Usted me propone en serio que incremente el capítulo de gastos de personal en 600 millones de euros?", se ha quejado a Villares. "Usted, ¿qué quiere?, ¿solucionar el problema de la justicia o incendiar el problema de la justicia? Yo me apunto a solucionarlo", ha apostillado.

MÁS DE 500 JUICIOS SUSPENDIDOS

Por su parte, Villares ha cifrado en unos "500 juicios" los que se suspenderán en esta jornada de huelga, una situación de la que ha responsabilizado a Feijóo y a su "ambición madrileña".

"¿Cuántos sacrificios más tenemos que hacer las gallegas y gallegos para pagarle a usted la carrera en Madrid?", ha espetado el portavoz de En Marea al líder de los populares. A renglón seguido, ha acusado a Feijóo de llevar a cabo un "deterioro de los servicios públicos" para "su carrera en Madrid".

En este sentido, acusa a Núñez Feijóo de "sacrificar el bienestar de la gente" para que "nadie le haga caso", porque "no le quieren en Madrid". Considera "infructuosa" la última "gira" del presidente de la Xunta "para colocarse en la 'pole position' para suceder a Rajoy" ante la competencia que ve en el ministro Íñigo de la Serna.

"VOLADURA" DE SERVICIOS PÚBLICOS

Esta sesión de control también ha incluido otra pregunta sobre servicios públicos, en este caso realizada por Ana Pontón (BNG), que ha acusado a Feijóo de realizar una "voladura programada" de ellos a través de una mayoría absoluta que emplea como una "patente de coso".

Pontón reprocha a los populares las "privatizaciones y recortes" en servicios públicos como la justicia o la sanidad. Aquí, recrimina que Feijóo haga "oídos sordos" a la "multitudinaria manifestación" que tuvo lugar el domingo en contra de la "contrarreforma" sanitaria.

La nacionalista ha asegura que el PPdeG "desmantela" la sanidad para "favorecer a la privada" con el recorte de 700 camas y de "más de 1.800 millones de euros", con más listas de espera y reuniones de Feijóo con "la patronal de la sanidad privada". "Yo sé que los señores del PP no esperan porque van a la privada, pero hay mucha gente esperando hoy", ha sentenciado.

Estas palabras han provocado que el presidente del Parlamento gallego, Miguel Santalices, haya intervenido después para decir: "Yo no voy a la privada, voy a la pública, pero no tengo por qué decir eso".

También se ha referido Ana Pontón a la "primera huelga indefinida en la historia de este país" en la justicia, un "problema muy grave", tras "dinamitar" la Xunta la mesa de negociación.

"BLINDADOS"

En cambio, Núñez Feijóo ha mostrado el "orgullo" por los servicios públicos gallegos y sus trabajadores, al tiempo que ha defendido que se encuentran mejor que cuando gobernaba el bipartito. "¿Dígame en qué año los servicios públicos estuvieron mejor que hoy", ha retado.

De este modo, resalta que los servicios públicos están "blindados" y "son mejores que los años de bonanza económica", más allá de que reconoce que "existen problemas y dificultades".

"Mire como se mire, y por mucho que cuente los cuentos a los que estamos acostumbrados, sería bien que por una vez pusiera en valor los servicios públicos de Galicia", le ha dicho a Pontón.

Asimismo, Feijóo ha pedido al BNG que deje de "mentir" y ha indicado que "hoy la sanidad pública es mejor que los últimos años". Ha puesto como ejemplo que el presupuesto cuenta con "250 millones más" en esta materia que el de 2008, hay un 37% más de quirófanos, se redujeron las listas de espera y disminuyeron en "13 millones" los conciertos.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.