El catedrático de Ciencia Política y de la Administración de la Universidad de Granada Juan Montables ha creído hoy, ante un cambio de las normas electorales, que "donde se puede intervenir con más acierto es en el cambio de papeletas".

Montables ha comparecido dentro de la Comisión de Institucional y de Régimen de la Administración, del Parlamento de La Rioja, para asesorar sobre la reforma de la Ley Electoral que están abordando los diputados de la comunidad.

Ha pedido, ante la insistencia de los diputados a abrir las listas y permitir al ciudadano elegir, directamente, candidatos y no enfrentarse a una lista cerrada, una "conjura de que se va a beneficiar al ciudadano" y un "compromiso" porque tiene sus "riesgos".

Así, ha dicho en respuesta al diputado de Podemos Germán Cantabrana: "El ciudadano tiene más capacidad de elección", pero también puede pasar que "una persona que sale en la telebasura sea más conocida que quien lleva trabajando toda la vida".

Previamente, ha relatado cómo "el ciudadano vota pensando en elegir un presidente del Gobierno", pero "eso es una trasformación de lo que la Constitución establece del modelo parlamentario" porque "el único habilitado para presentar candidato es el Jefe del Estado, y luego los grupos invisten".

"El proceso electoral modifica esa percepción, parece que vamos a votar al que sea el presidente del Gobierno español", ha dicho, y "eso lleva a que las elecciones, que son parlamentarias, se conviertan en presidenciales", lo que "tiene efectos que achacamos al sistema electoral".

Lo que ocurre, ha señalado, es que "estamos tergiversando" el sistema y se está produciendo una "mutación constitucional" con un "modelo presidencialista de hecho" y "de eso no tiene la culpa el modelo D'Hont".

En este contexto, las listas cerradas, "en alguna manera" pueden tener responsabilidad, "porque se vota el menú completo y no exigimos al ciudadano el esfuerzo".

"Pero", ha añadido, "no todas las consecuencias son rosas en las aperturas de listas, porque se abre un juego, donde intervienen medios de comunicación y grupos de interés, y no todo el poder en las listas la tienen los partidos".

Así, ha explicado que "se puede favorecer a un candidato por otros intereses que no corresponden a sus condiciones con la ciudadanía" y, en este sentido, se ha referido al "caso italiano, de los años noventa, que llevó a que se moviera la preferencia por determinados candidatos desde grupos que no buscaban el interés ciudadano sino, por ejemplo, mafias", dado que "es una tentación para grupos de interés, a los que no les

interesa el número uno, que es la voluntad del partido".

Ha añadido que hay "distintas opciones de listas abiertas y desbloqueo" y ha recordado que "para el Senado ya hay listas abiertas" y el porcentaje de españoles que usan la lista abierta en el Senado no llega al tres por ciento.

Por tanto, "exigiría un esfuerzo pedagógico de trasladar las ventajas, que las tiene, porque" la elección al Parlamento de La Rioja "sería diferente al Congreso".

Con respecto a la limitación de poderes, ha dicho que tiene "pros y contras" porque puede ser "una medida terapéutica" pero, a la vez, puede hacer que el jefe del Ejecutivo sienta que "tiene pocas limitaciones en el segundo mandato" porque pase lo que pase no va a repetir".

En el turno de preguntas, el portavoz de Ciudadanos, Diego Ubis, ha creído que "la sociedad está pidiendo cambios" y las comunidades son idóneas para "dar el paso". "La sociedad reclama que se cambie el menú cerrado y se ponga en lista la validez de las personas".

Ha abogado por propaganda electoral conjunta, y con papeletas que no estuviesen marcadas (algo en lo que ha coincidido después Cantabrana y el socialista Raúl Díaz, que han visto también ahorro medioambiental).

Además, ha abierto las puertas a que, lejos de que el presidente del Gobierno tenga que ser diputado, "por qué no apostar por un candidato" a presidente "de consenso alejado de siglas".

También ha puesto encima de la mesa la elección del senador autonómico (actualmente Pedro Sanz), ante lo que el catedrático se ha mostrado "partidario de que se extienda a la ciudadanía en general".

"Pero con acuerdo, porque al igual que el Parlamento Europeo parece la retirada de personalidades" en ocasiones se puede ver así al senador autonómico, ante el que "como no hace falta elecciones" puede haber "tentación para, por ejemplo, algunos expresidentes".

El catedrático ha vuelto a referirse a la posibilidad de abrir las listas y ha señalado que "tendría mayor protagonismo el elector, pero va a tener otros actores, porque los propios candidatos van a competir dentro de su propia lista".

El diputado de Podemos Germán Cantabrana ha apuntado a la necesidad de que no haya un censo electoral marcado, en el que sabe quien ha votado, porque es un riesgo en municipios pequeños que están disfrazando el secreto del voto.

Para el catedrático, "habría fórmulas" para votar "sin que quedara registro". Pero, ha añadido que la fórmula actual da "información utilísima para análisis sociológico del comportamiento". No obstante, "no afecta a la regulación de La Rioja".

A preguntas del socialista Raúl Díaz ha visto "factible" unificar el envío de papeletas, pero, ha dicho: "Es un mecanismo costoso y exige como política pública una racionalización". La "incidencia", además, ha creído, "sería relativa".

También respondiendo al socialista ha alertado de que hay que "tener mucho cuidado" ante la posibilidad de "cambiar la circunscripción", ahora cerrada exclusivamente a la capital, Logroño, "porque va a tener consecuencias inmediatas en la representación y, después de 35 años, el cambio tiene que está muy comedido".

La 'popular' Noelia Moreno ha sido la única que no se ha mostrado favorable a abrir las listas electores porque, ha dicho, "la gente quiere facilidades" y eso es algo que ella, ha dicho, ve en las madres que llevan a los hijos al colegio y trabajan y en los padres que trabajan muchas horas.

Ha preguntado por el voto electrónico, ante lo que el catedrático se ha cuestionado "por qué seguimos usando mecanismos del siglo XIX, como no publicar ninguna encuesta" en la jornada de reflexión, lo cual se impuso cuando no había Internet.

A su juicio, el voto electrónico "puede asegurar anonimato y seguridad". Es algo, ha creído, ante lo que "no existe limitación", y que tendría "consecuencias" porque habría un "cambio de comportamiento en el elector", aferrado a otra costumbre, "y, posiblemente, en la orientación". Esto último, "es algo inesperado".

Así, lo ha visto "arriesgado", pero posible y ha "animado" a hacerlo. "Está bien planteado, pero con todas las cautelas".

Consulta aquí más noticias de La Rioja.