"Ya hemos llegado". Así resumió el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el viaje inaugural de la línea de alta velocidad entre Madrid y Valladolid.

El tren salió con puntualidad inglesa. A las diez en punto de la mañana iniciaba su marcha desde la vía 16 de la estación de Chamartín. Media hora más tarde hizo su primera parada: Segovia. Pero antes atravesó a 200 km/h los túneles de San Pedro y de Guadarrrama.

Cientos de personas contemplaron el paso del AVE por todo el trayecto como si fuera el paso de una carrera ciclista
Pero donde realmente se notó su velocidad fue a partir de Segovia. En las llanuras de pinares el AVE
cogió hasta los 302 km/h, velocidad que mantuvo hasta Olmedo.

El nuevo tren levantó gran expectación y se podía ver a numerosos grupos de personas agolpados en los pasos a nivel y caminos cercanos para contemplar su velocidad, como quien sigue una etapa de la vuelta ciclista.

Entró en la estación del Campo Grande exactamente a las 11.26 minutos y allí le esperaban tanto cientos de curiosos, como manifestantes llegados de Ávila, Aranda de Duero y Soria; vecinos de Las Delicias que pedían el soterramiento o sindicatos ferroviarios.

Rodríguez Zapatero destacó en su discurso las ventajas que supondrá el AVE para el 30% de la población española en reducción de los tiempos de viaje de todo el noroeste de España con la capital. "Es un día histórico. Mañana llegará a Málaga y pronto -sin precisar fecha- a Barcelona", indicó.

El presidente aprovechó esta obra, en la que han invertido 4.205 millones de euros, para destacar la buena salud de la economía del Gobierno. "Con el superávit del año pasado podemos hacer cinco obras como la línea de alta velocidad", dijo Rodríguez Zapatero.

Parece que para entrar en la estación pedían el carné del PSOE, porque en el andén sólo había aplausos y fuera gritos", dijo el alcalde de Valladolid

La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, tuvo felicitó tanto al anterior Gobierno "por iniciar la obra y hacer un tercio" y para su equipo. Además felicitó al alcalde de Valladolid, "por priorizar la llegada del AVE al soterramiento para que todos los ciudadanos puedan disfrutar de sus ventajas desde mañana mismo".

El alcalde, Javier León de la Riva, que se subió al tren en Segovia, también destacó la importancia de la llegada del tren pero se preguntó irónicamente si sólo habían dejado pasar a la estación a "quienes tenían el carné del PSOE". "Porque dentro sólo se oían aplausos y los que protestaban estaban fuera".

EL VIAJE MINUTO A MINUTO

10.00 h. El tren sale de la estación de Madrid Chamartín. A su izquierda deja las imponentes torres de la antigua ciudad deportiva del Real Madrid.

10.12 h. El AVE entra en los túneles de San Pedro. 8,5 km que tarda en recorrer 4 minutos.

Vista de la sierra de Guadarrama desde el interior del AVE.

Vista de la sierra de Guadarrama desde el tren AVE.

10.18 h. Entra en los túneles del Guadarrama (28,5 km) tras cruzar el viaducto de Arroyo del Valle. Estuvo nueve minutos bajo tierra, a una velocidad de unos 200 km/h.

10.30 h. Parada en Segovia. Se baja la comitiva para descubrir una placa de la inauguración de la Estación Guiomar.

AVE estación Segovia

Acto de inauguración en la estación de Segovia.

10.55 h. Se reanuda el viaje. A la derecha se ve la catedral de Segovia. Y tras pasar los túneles de Puentecilla y Tabaldillo tomó velocidad hasta alcanzar los 302 km/h.

11.10 h. Pasa por Olmedo. Reduce la velocidad sensiblemente. Decenas de personas saludan al tren desde los pasos a nivel.

11.20 h. Cruza el Pinar de Antequera y el único paso a nivel del trayecto, donde estaban parados varios coches.

11.26 h. Parada en la estación de Valladolid y fin de trayecto.

Más cerca

A partir de ahora, Valladolid ya no estará a 180 kilómetros de Madrid, sino a una hora.

La explotación comercial comienza el domingo 23 de diciembre y ya hay un tren completo para ir a Madrid, el de las 18.01 h.

Con el nuevo trazado del AVE, la distancia en ferrocarril se reduce en 68,5 km, que unido a la velocidad de los trenes -hasta 350 km/h- permitirá viajar a Madrid en 56 minutos, en lugar de las dos horas y media que se tarda actualmente por le trayecto que pasa por Ávila.

El precio de los billetes es de 31,5 euros el trayecto y 50,4 euros, ida y vuelta. Con las nuevas tarifas que ha puesto en marcha RENFE a finales de noviembre, los usuarios pueden conseguir viajar por 12,5 euros si lo compran por Internet y con una antelación mínima de 15 días.