Trabajador, trabajadores, trabajo, trabajando, obrero, obreros
Trabajador, trabajadores, trabajo, trabajando, obrero, obreros EUROPA PRESS

La tasa de profesionales a tiempo parcial en Baleares ha aumentado en 2017 hasta situarse en el 13,6 por ciento, por debajo de la media nacional del 14,8 por ciento, según un informe de la empresa de recursos humanos Randstad que ha analizado los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) y de Eurostat desde 2007.

El dato autonómico supone un crecimiento de 0,3 puntos porcentuales respecto al mismo periodo del año anterior y un aumento de 4,4 puntos porcentuales respecto a 2007.

Si se analiza la serie histórica, tras registrar la cifra más baja en 2007 (9,2 por ciento), la tasa de profesionales con este tipo de jornada creció durante siete ejercicios consecutivos hasta alcanzar en 2014 el 15,2 por ciento, la cifra más elevada de la serie histórica. Tras esto, esta tasa descendió durante dos años. En 2016 fue del 13,3 por ciento y ha vuelto a crecer en 2017.

Con todo, Baleares es la cuarta comunidad con menor tasa de empleados a tiempo parcial, por detrás de Castilla-La Mancha, Galicia y Madrid.

En términos absolutos, en las Islas hay más de 70.700 empleados con este tipo de jornada, un 3,8 por ciento menos que la cifra registrada en 2016 (68.100).

DATOS NACIONALES

La tasa de ocupados con jornada a tiempo parcial ha descendido durante tres ejercicios consecutivos en España, hasta situarse en el 14,8 por ciento en 2017. Esta cifra, según el estudio, supuso un descenso de medio punto porcentual respecto al mismo periodo de 2016, pero un aumento de 3,4 puntos respecto al porcentaje registrado en 2007.

Tras registrar la cifra más baja en 2007 (11,4%), la tasa de profesionales con este tipo de jornada creció durante seis ejercicios consecutivos hasta alcanzar el 16,1 por ciento, cifra que también se mantuvo en 2014 para luego encadenar tres años de descenso consecutivo hasta la cifra alcanzada en 2017.

En Europa, a pesar de que los ocupados a jornada parcial aumentaron también de forma considerada durante seis años, desde 2013 este colectivo se ha mantenido estable oscilando entre el 19,6 por ciento y el 19,5 por ciento.

Según el estudio de Randstad, existe una "relación directa" entre la tasa de profesionales que trabajan a jornada parcial y los índices de desempleo. De hecho, ha asegurado que "los países europeos que registran las mayores tasas de trabajadores a jornada parcial se encuentran entre los que cuentan con las menores tasas de paro".

Volviendo a España, el perfil de trabajadores que tienen un puesto a tiempo parcial tiene menos de 25 años. En concreto, el 38,5 por ciento de hasta 25 años tiene un empleo a tiempo parcial. Esta cifra desciende hasta el 14,8 por ciento para los ocupados que tienen entre 25 y 48 años y hasta el 12,1 por ciento para los mayores de 45 años.

Por comunidades autónomas, las que tienen mayores tasas de trabajadores con jornada a tiempo parcial son la Comunidad Valenciana (17,3%) y País Vasco (16,8%). Por detrás, le siguen Andalucía (16,2%), Navarra (15,9%), Castilla y León (15,5%), Extremadura (15,3%), La Rioja (15,1%) y Aragón (14,8%).

Por debajo de la media nacional (14,8%), están Cantabria (14,6%), Murcia y Cataluña (14% en ambas), Canarias (13,8%), Asturias y Baleares (13,6% en ambas), Madrid (13,3%), Galicia (13,1%) y Castilla-La Mancha (12,7%).

En términos absolutos, Andalucía (482.500), Cataluña (463.500) y Madrid (388.500) son las comunidades autónomas que registran casi la mitad de los contratos a tiempo parcial. En concreto, el 47,6 por ciento de los contratos de este tipo pertenecen a trabajadores de estas tres comunidades.

El director de relaciones institucionales de Randstad, Luis Pérez, cree que uno de los retos a los que se enfrenta el mercado laboral es el de eliminar la percepción negativa que se tiene en España del trabajo a tiempo parcial. "A mayor tasa de profesionales con un trabajo a tiempo parcial, menor es la tasa de desempleo", ha apostillado.

Para Pérez, el problema es que existe un desconocimiento de este modelo de contratación en España, que "puede suponer un gran aliado en el objetivo de seguir creando nuevos puestos de trabajo".