El juez encargado del caso ha dictaminado el inmediato ingreso en prisión de un joven de 23 años, detenido ayer, por su presunta autoría en cinco agresiones sexuales cometidas en Gernika entre 2006 y este año.

Según informó la Ertzaintza en un comunicado,
en noviembre de 2006 se produjo la primera agresión, denunciada ante la Policía. Una denuncia similar se recibió el pasado mes de septiembre y tres más a lo largo de noviembre.  

En total, cinco agresiones sexuales perpetradas por un varón, cuya descripción coincidía básicamente en todos los casos, y llevadas a cabo de forma muy parecida, sorprendiendo a la víctima por la espalda y sometiéndolas a tocamientos de forma violenta.

En el momento en que la Ertzaintza recibió la primera denuncia inició una investigación que ha llevado a la detención, ayer a primera hora, del sospechoso para el que finalmente se ha ordenado su ingreso en prisión