Más de una veintena de asociaciones vecinales, sociales y de propietarios de los distritos Macarena y Norte han entregado un escrito en el Ayuntamiento de Sevilla, defendiendo el principio de acuerdo alcanzado para estudiar la reanudación del proyecto de la red completa de metro mediante el tramo de la línea tres comprendido entre el Prado de San Sebastián y Pino Montano. Los colectivos abogan por afrontar esta "primera fase" de la reanudación, para que la misma "continúe" después "sin ningún parón" con las restantes líneas.

Hablamos de nuevo del proyecto de la red completa de metro de Sevilla. Y es que después de que en 2009 entrase en servicio la primera y hasta ahora única línea del metro de Sevilla, los proyectos constructivos de las líneas dos, tres y cuatro están listos desde 2011, con un coste global estimado de más de 3.700 millones de euros, a la espera de continuar con las actuaciones.

Pesa al respecto la reunión celebrada recientemente entre el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, el consejero del ramo, Felipe López, y el alcalde hispalense, Juan Espadas, en torno a la idea de continuar el proyecto afrontando la financiación y construcción del tramo de la línea tres comprendido entre el Prado de San Sebastián y Pino Montano, cuyo coste ascendería a unos 718 millones de euros.

EN ESTUDIO

Fruto de dicha reunión, las administraciones han acordado constituir una comisión técnica para estudiar la viabilidad de la iniciativa y definir las actuaciones, el cronograma, los plazos y la mejor fórmula de financiación y gestión del futuro tramo inicial de la línea tres del metro.

El portavoz de Grupo popular del Ayuntamiento de Sevilla, Beltrán Pérez, avisaba no obstante de que construir "media línea de metro" supone "excluir a cientos de miles de vecinos de la ciudad, decenas de miles de la zona sur de Sevilla". En paralelo, lamentaba el "olvido" del proyecto de la línea dos, extremo que deja "fuera" de la red de metro a barrios como Alcosa, Torreblanca, San Pablo-Santa Justa, el Casco Antiguo o Triana".

Por ello, y en el marco de una reunión celebrada con una veintena de asociaciones vecinales de barrios como Triana, Bellavista, Los Bermejales, San Pablo, San Jerónimo, el casco histórico o Palmete, por ejemplo, abogaba por promover un pacto social, político e institucional para que "en un plazo razonable se construya de manera continua, ininterrumpida y solapada, la red completa de metro con absoluta preferencia a las líneas dos y tres".

Después, el secretario general de UGT en Sevilla, Juan Bautista Ginés, veía "comprensible" las reivindicaciones de las asociaciones que reclaman un impulso completo a las líneas de metro pendientes de ejecución, solicitando que el principio de acuerdo alcanzado para estudiar cómo afrontar la construcción del tramo de la línea tres del metro comprendido entre el Prado y Pino Montano sea aplicado "a toda la línea", para no "excluir" a barrios como Reina Mercedes o Los Bermejales.

NUEVA REUNIÓN DEL PP Y ESCRITO CONTRARIO

Ya este martes, cuando el portavoz del PP celebra un nuevo encuentro vecinal en torno a su propuesta para el metro, un total de 26 asociaciones vecinales, sociales o de propietarios de los distritos Macarena y Norte han formalizado un escrito, valorando el mencionado acuerdo alcanzado entre el ministerio de Fomento, la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento, para estudiar cómo afrontar la construcción del tramo de la línea tres comprendido entre el Prado y Pino Montano.

Así, y en este escrito recogido por Europa Press, defienden que "el proyecto arranque en una primera fase" por dicho tramo "para que a continuación, y sin ningún tipo de parón, se continúe con los trabajos hasta completar la red de metro con las líneas dos, tres y cuatro". Por ello, se oponen a "las declaraciones" del portavoz del PP, entendiendo que con ellas pretende "bloquear" el principio de acuerdo alcanzado y "paralizar" la reanudación de las obras del metro, y rechazan "cualquier intento de enfrentar a unos vecinos contra otros".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.