Según ha informado Ecologistas en Acción en una nota de prensa, entre las provincias de Granada y Almería, el complejo contará con seis núcleos de producción y ocupará casi mil hectáreas de extensión entre los municipios granadino de La Puebla de Don Fadrique y almeriense de María.

La empresa intenta "aprovechar la precaria situación económico-social de la zona para ganarse la aprobación de la población local con la promesa de los puestos de trabajo", pero estos "serían escasos y mal pagados", como ocurre en proyectos similares de provincias como Guadalajara y Albacete, donde la población se ha puesto en contra de estas instalaciones, ya que "los inconvenientes superan, con creces, a los escasos beneficios que supondrían los pocos empleos precarios y mal pagados".

"Este tipo de empresas llevan aparejadas el maltrato de los animales, que están encerrados toda su vida, los lechones son engordados a toda prisa a base de suplementos alimenticios y antibióticos y las cerdas son sometidas a ritmos acelerados de reproducción, procedimientos bastante alejados de lo que se supone es el bienestar animal y que afectará a la calidad de los productos que vamos a consumir", ha agregado Ecologistas en Acción.

Estas instalaciones consumirán más de 150.000 metros cúbicos de agua al año en una zona deficitaria y podría afectar al abastecimiento de pueblos cercanos, como Topares o Las Cañadas de Cañepla, han indicado.

Consulta aquí más noticias de Granada.