Se trata, según un comunicado del Ayuntamiento, de "datos provisionales de liquidación del ejercicio 2017 elaborados por la intervención municipal y remitidos al Ministerio de Hacienda, que corroboran la evolución positiva de las cuentas públicas del Ayuntamiento".

La liquidación del ejercicio presupuestario 2017, según el Ayuntamiento, refleja además un superávit de 18 Millones de euros, un remanente positivo de tesorería de 3,5 millones y la reducción del periodo medio de pago a proveedores hasta 32 días, frente a los 68 días de media en el pago a proveedores del año 2015.

"Otras magnitudes que han mejorado durante 2017 son las facturas pendientes de aplicar a presupuesto, que se han reducido de dos millones de euros a 492.000 euros a finales de 2017, debido a que durante 2017 se ha realizado un importante esfuerzo por normalizar pagos de facturas de ejercicios anteriores", dice la alcaldesa.

A tal efecto, la primer edil destaca que estos datos demuestran que "el Ayuntamiento de Alcalá tiene capacidad suficiente de asumir nuevos compromisos con los ciudadanos, que redunden en una mejora de los barrios y calidad de vida de los alcalareños y alcalareñas, contribuyendo a la reactivación económica y la creación de empleo".

Igualmente, la primera edil ha manifestado que durante 2018 el Equipo de Gobierno "seguirá cumpliendo con las normas de estabilidad presupuestaria" y pide al Ministerio de Hacienda que atienda a las peticiones que hace la Federación Española de Municipios y Provincias, para modificar dichas normas y permitir una mayor inversión municipal.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.