Albert Boadella
El dramaturgo Albert Boadella. EFE

Ahora se presenta como el otro president en el exilio, el de Tabarnia, la ficticia región autónoma conformada por Barcelona y Tarragona que surgió en respuesta al independentismo catalán. Y es que lo que se originó como una sátira en redes ha ido tomando forma con el tiempo: bandera, territorio definido, himno y hasta presidente.

Pero Albert Boadella, que define a los miembros de la plataforma que lidera como los "anticuerpos" para combatir la "epidemia" secesionista, ha sido siempre dramaturgo antes que político. Catalán de nacimiento y aficionado a la tauromaquia, Boadella es un actor, director y dramaturgo catalán de 74 años conocido por haber fundado en 1962 la compañía de teatro independentiente Els Joglars (Los juglares), que dirigió hasta 2012.   

Con ella, ha estrenado más de una treintena de montajes, todas con la sátira y la crítica por bandera, señas de identidad de su persona que en alguna ocasión le han acarreado problemas con TV3, durante el gobierno de Jordi Pujol, y TVE, con José María Aznar al frente del Ejecutivo.

Una de sus más sonadas polémicas fue la crítica al expresidente de la Generalitat Jordi Pujol o a Dalí en obras como Teledeum o Ubú president. También dirigió en 2003 la película Buen viaje, excelencia, un retrato de los últimos meses de vida de Franco.  Algunos obispos y ERC también han estado presentes en sus obras.

Unos años más tarde, concretamente en 2007, Boadella escribió un ensayo autobiográfico titulado Adiós Cataluña. Crónicas de amor y guerra, a través del que anunciaba que nunca volvería a trabajar en Barcelona y en Cataluña porque hay un "problema de libertad", un trabajo por el que recibió el XXIV Premio Espasa de Ensayo.

En la presentación del libro, explicó que su adiós a Cataluña no era metafórico. La decisión la tomó después del boicot que sufrieron sus obras en su tierra. Desde 2009, además, es director artístico de los teatros madrileños del Canal.

En el ámbito político, fue uno de los promotores de Ciutadans de Catalunya, plataforma de la que más tarde surgiría el partido a nivel nacional Ciudadanos. Boadella apoyó la lista opositora a la liderada por Albert Rivera y desde su victoria se ha desvinculado bastante de la formación.