Ayllón y Narváez han criticado que estos cambios se hayan realizado "sin planificación, coordinación, ni estudios previos", considerando que si ha de haber cambios en las líneas de autobús como consecuencia de la entrada en funcionamiento del metro de Granada, estos deben realizarse según "criterios técnicos y no por capricho de los socialistas", y sin perjudicar a ningún municipio, "dejándolo sin transporte público".

Asimismo, los dirigentes 'populares' han solicitado conocer "el plan estratégico de transporte en el área metropolitana, que nadie ha visto, ni se sabe como se ha hecho".

Por ello, han exigido la convocatoria de una asamblea extraordinaria del consorcio en la que se explique "en qué consiste y qué ampara".

Antonio Ayllón ha afirmado que "las reducciones en las líneas a partir del uno y ocho de enero en los municipios son un desastre, carecen de previsión, planificación ni estudio previo que las respalde".

"Son 59 líneas, de las cuales se han recortado 48, todas las frecuencias han bajado y hay líneas que se han eliminado de golpe, ocasionando quejas tanto de usuarios como de los propios ayuntamientos", ha asegurado Ayllón.

Por su parte, el alcalde de Churriana de la Vega, Antonio Narváez, ha afirmado que, con motivo de la puesta en marcha del metro, su municipio y localidades vecinas como Las Gabias, se han visto afectadas en "el recorte de la línea 156 en un 30 por ciento". Esto ha supuesto, según ha declarado, que, "si la frecuencia de autobuses era de 20 minutos, ahora pasan cada 25, 30 o incluso cada hora en determinados momentos".

Narváez ha informado de que los vecinos están recogiendo firmas pidiendo que la línea vuelva a su origen puesto que "hemos pasado de tener un servicio que era mejorable, a tener uno peor".

Consulta aquí más noticias de Granada.