La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. EFE

El PSOE acusó este miércoles al Gobierno de "empobrecer" a los pensionistas, "saquear" la hucha de las pensiones y de "arruinar" el sistema público. En la sesión de control al Ejecutivo en el Congreso, los socialistas desplegaron una ofensiva parlamentaria con una batería de preguntas a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, preguntó a la ministra si cree que "las viudas pueden esperar más" a que mejoren las pensiones que perciben, cuyo incremento, denunció, "ha aplazado una y otra vez" el Gobierno de Mariano Rajoy. Según los datos que aportó Lastra, hay 2,3 millones de pensionistas de viudedad que, de media, perciben apenas 630 euros, lo que implica que "la mayoría" de estos pensionistas están "por debajo del salario mínimo interprofesional" y "del umbral de la pobreza".

"Es difícil imaginar un colectivo que necesite más de la ayuda del Gobierno", prosiguió Lastra, quien también denunció que este colectivo ha sido "sometido a nuevos sacrificios" por parte del Ejecutivo, como por ejemplo el copago farmacéutico. "Es decir, las han empobrecido aún más", zanjó.

La diputada balear Sofía Hernanz, por su parte, acusó al Gobierno de dejar "en estado de emergencia" el sistema público de pensiones, pues se han generado 18.000 millones de euros de deficit, se ha "saqueado" la hucha de las pensiones y se ha endeudado a la Seguridad Social. "¿De dónde le sale tanta autosatisfacción y soberbia?", le espetó a la ministra en su pregunta parlamentaria en el Pleno.

Hernanz, además, denunció las "míseras subidas" anuales de las pensiones, del 0,25%, y culpó a la reforma laboral del PP de precarizar el empleo y, con ello, de provocar que no haya ingresos suficientes para sostener el sistema. "Los españoles están hartos de sus mentiras y sus cifras infladas. A veces cuesta entender que usted duerma bien por las noches", le dijo a Báñez.

En esa misma línea, la diputada Mercè Perea aseguró que el Gobierno lleva "arruinando el sistema público de pensiones desde hace seis años", y sostuvo que lo que busca Rajoy es "dinamitar el sistema de protección social" generando un déficit imposible de revertir, para justificar medidas drásticas que acaben con las pensiones públicas tal y como las conocemos.

La también parlamentaria socialista Carmen Cuello criticó duramente a Báñez por haber afirmado que las pensiones han mantenido su poder adquisitivo, cuando en realidad el Gobierno "lleva cinco años subiendo dos euros al mes sus pensiones". Cuello subrayó que la reforma de 2013 "condena a más de 9,5 millones de pensionistas a la pobreza más absoluta", por lo que reclamó al Gobierno que levante el veto a las iniciativas de la oposición que buscan derogar esa norma.

Ante el aluvión de críticas desde la bancada de la oposición, la ministra Báñez subrayó que el Gobierno siempre ha estado del lado de los pensionistas. "El Gobierno eligió una salida social a la crisis, apoyando a parados y pensionistas, y por eso decidió subir las pensiones desde el primer momento", apuntó la titular de Empleo, que recordó que el PSOE congeló las pensiones un año y que el PP, en cambio, ha aprobado incrementos cada ejercicio.

Báñez afirmó además que el sistema es más sostenible ahora que se crea empleo, y se defendió con datos como que el gasto total en pensiones ha crecido un 23% desde la llegada de Rajoy a la Moncloa, lo que muestra, a su juicio, "el compromiso de este Gobierno de querer dar una salida a la crisis contando con los pensionistas".