La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, preguntó este miércoles a los independentistas catalanes si "tanto cuesta sacrificar a un catalán", en referencia al expresident Carles Puigdemont, cuando ya "han sacrificado sus empresas, sus servicios públicos y el bienestar". La número dos del Ejecutivo replicó así en la sesión de control del Congreso a Joan Tardà, diputado de ERC.

Sáenz de Santamaría pidió a Tardà que la mayoría parlamentaria independentista en Cataluña nombre cuanto antes de "un president que pueda serlo", y le dijo que el "problema" de los independentistas es que "presumen de fortaleza en público", mientras "en privado reconocen que la independencia no es posible": "Debería tener respeto a los catalanaes para decir en público lo mismo que dicen en privado", añadió.

La número dos del Ejecutivo también señaló que "debe tribunfar la ley y la convivencia", e insistió en la necesidad de pasar página y elegir un Govern "efectivo, legal y legítimo, que se preocupe por Cataluña y no solo por un catalán".

Tardà, por su parte, demandó al Gobierno de Rajoy que no emplee la "violencia caduca", la "represión" y la "fuerza bruta" contra el independentismo, y le pidió que asuma la "necesidad de un diálogo entre los dos gobiernos". "En las sociedades avanzadas los problemas políticos se resuelven políticamente", agregó el diputado, que subrayó que "el 50% de catalanes son independentistas y muchos más autodeterministas". "Nunca habíamos llegado tan lejos ni habíamos sido tantos", zanjó.

Rajoy niega que fondos del FLA pagasen el 1-O

El presidente del Gobierno, por su parte, negó que dinero del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) se emplease para pagar la consulta ilegal del pasado 1 de octubre, y argumentó que el dinero del FLA no se entrega a las comunidades autónomas, sino que es el Gobierno central quien abona directamente las facturas a los acreedores. "Y el Gobierno no paga facturas para un referéndum", zanjó.

Rajoy respondió así al presidente de Cs, Albert Rivera, quien le preguntó si "parte o todo" el 1-O se financió con partidas del FLA, como señala un auto del juez del Juzgado número 13 de Instrucción de Barcelona. "¿Si el juez demuestra que se ha utilizado un solo céntimo de ese dinero para pagar el golpe de Estado, quién va a dimitir de su Gobierno?", cuestionó el líder del partido naranja.

En su réplica, Rajoy aseguró que "ni un solo euro del FLA" acabó utilizándose para pagar un "referéndum ilegal", y pidió a Rivera que aporte pruebas si puede demostrar que eso sucedió. "El problema en Cataluña no lo ha organizado el Gobierno -le recordó Rajoy a Rivera-. A veces tengo la sensación de que critica más al Gobierno de España que a quien tiene que criticar".