Una niña de siete años natural de Puente Genil ha muerto a causa de una meningitis, según informaron ayer fuentes de la Delegación provincial de Salud, que agregaron que todas las investigaciones realizadas apuntan a esta enfermedad como responsable del trágico suceso, a falta de una confirmación oficial.

La menor falleció en el Hospital Universitario Reina Sofía en la madrugada del pasado martes debido a una infección generalizada provocada supuestamente por esta bacteria, si bien todavía falta concretar este término.

Además, otro niño de cuatro años, también de la misma localidad, permanece ingresado en el Materno-Infantil como consecuencia de la misma bacteria, aunque desde la Junta de Andalucía se descarta cualquier tipo de relación entre ambos menores, que han precisado la activación del protocolo de emergencia y prevención ante este tipo de alertas sanitarias.

Los siete casos de meningitis de este año están dentro de la media"

El pequeño, que ayer pasó a planta después de permanecer desde el domingo en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), se recupera de forma satisfactoria, si bien todavía deberá permanecer varios días en el complejo hospitalario para comprobar su evolución.

La Junta de Andalucía ha indicado que los especialistas ya han realizado la encuesta epidemiológica a los familiares y personas próximas a los menores, pero hasta la fecha se ha descartado algún otro contagio. No obstante, los familiares y compañeros del colegio de los pequeños han recibido el tratamiento quimioprofiláctico -a base de antibióticos- como medida preventiva.

Se elevan a siete el número de casos de meningitis diagnosticados este año

Según el jefe de Servicio de Salud Pública, Francisco Antón, los site casos de meningitis de este año están dentro de la media pues el pasado año se registraron seis episodios y en 2005 un total de 11.

De todos los casos de meningitis cuantificados a lo largo de 2007, sólo uno (el de una niña de 18 meses natural de Lucena) derivó en fallecimiento, en el mes de enero.

La meningitis es una dolencia infecciosa de las membranas que recubren el cerebro y la médula espinal, cuyos síntomas más frecuentes son fiebre, dolor de cabeza, rigidez en la nuca, congestión nasal o respiración acelerada. Se trasmite por las secreciones nasales, la saliva o la tos.

CONSULTA MÁS NOTICIAS DE CÓRDOBA.