Fuentes oficiales de la Policía Local de Granada han informado a Europa Press de que ha sido a las 10,35 horas cuando en la calle Julio Moreno Dávila un camión que realizaba las tareas de reparto del butano ha arrollado a cinco vehículos que estaban estacionados, pese a que el conductor, según las primeras investigaciones, ha declarado que había dejado el freno de mano accionado.

El vehículo, que ha golpeado también a un coche en circulación que se encontraba en el semáforo del cruce con Fray Juan Sánchez Cotán, ha terminado empotrándose contra el muro perimetral de la Comandancia de la Guardia Civil, tirando dos lengüetas de hormigón hacia dentro, con lo que ha dañado a otro vehículo del Instituto Armado.

Tres personas que estaban en uno de los coches estacionados, que iba emprendiendo la marcha en ese momento, han resultado heridos leves y han sido trasladados al hospital del Parque Tecnológico de la Salud, como también se han visto afectados un peatón que pasaba por la zona y el conductor del coche que estaba en el semáforo. Hay un total de trece personas implicadas, incluyendo a perjudicados, y ocho vehículos afectados, han resumido estas fuentes.

Según han señalado a Europa Press desde la Guardia Civil, en ningún momento se ha activado ningún protocolo especial de seguridad al saberse desde un principio que era un accidente, del que buena parte de los agentes que se encontraban en ese momento en las instalaciones de la Comandancia no se ha enterado.

Consulta aquí más noticias de Granada.