Según ha explicado la Policía Nacional en una nota, debido al incremento de robo en el interior de vehículos en diversas zonas de la ciudad, la Brigada de Seguridad Ciudadana estableció un dispositivo con objeto de prevenir la comisión de los robos, así como a descubrir al responsable.

Así, en la madrugada del 3 de febrero los indicativos de los Grupos de Atención al Ciudadano localizaron a un hombre que estaba fracturando con una llave inglesa el cristal de un vehículo. Por su parte, el sospechoso, al percatarse de la presencia policial, emprendió la huida a pie por diferentes calles de la ciudad, siendo seguido por los policías hasta que

fue interceptado y detenido.

En el cacheo realizado, los agentes encontraron escondidas entre las ropas del detenido diversas herramientas utilizadas para cometer robos en interior de vehículos. Además, los agentes realizaron una batida por la zona, localizando en la misma calle y adyacentes un total de siete vehículos que presentaban síntomas de haber sido fracturados sus cristales y cerraduras con objeto de sustraer efectos del interior.

Una vez trasladado a la Comisaría de La Línea, los agentes investigaron si el detenido había participado en hechos de similares características ocurridos en las ultimas fechas, recabando pruebas que lo incriminaban como presunto autor de un total de 38 delitos con la propiedad.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.